Ir al contenido principal

MIS SUEÑOS CUMPLIDOS


Para cumplir un sueño primero hay que tenerlo y para ello, antes, hay que conciliar el sueño. Escapar de la plaga de insomnio que nos azota últimamente y que llena las noches de vueltas y revueltas en la cama con los ojos a toda vela, surcando el mar de los sargazos donde los parpados se quedan varados. Abiertos de par en par.
Pero hay mucha gente que se alía con Morfeo y recibe sus abrazos y sueña sueños que es posible que se hagan realidad y se levantan por la mañana atesorando momentos que van más allá de hacer un viajar por el Caribe, ponerse al volante de un enorme coche o poseer más dinero del que jamás podrá gastarse. Hay gente que colecciona la sonrisa de su hijo pequeño dándose topetazos contra las paredes en su primera caminata espacial fuera de la cuna y balbuceando silabas inventadas que traducimos por papá y mamá.
Hay personas que creen estar, todavía dormidas, cuando les abrazan de esa manera calidad y amplia que solo cabe en los sentimientos verdaderos. Gente que se pellizca para notar que es autentico el instante en el que va de la mano paseando con su pareja. Enseñándosela a todo el mundo y todo el mundo se da cuenta de que feliz y saludan amablemente. Despertarse y darse cuenta que el reloj marca 50 años después y que aún se sigue aquí, con una larga historia genética a la espalda en forma de hijos y nietos que enredan en la vieja casa con un gran patio en el que todavía se está fresco.
Soñar sueños y hacerlos realidad. Demorarse en la cama y dejar que te envuelva el perfume y los olores de una mañana de verano que se cuela por la ventana abierta de par en par. Perder el tiempo abrazados mientras el calendario va dejando caer las hojas anunciando el otoño y ver los vulanicos volar y silbar una melodía de película.
Los más agoreros dicen que hay que tener cuidado con lo que se sueña, por que se puede hacer realidad. Yo pienso que a lo que hay que tener miedo es a lo que te quita el sueño y no te deja dormir en paz y te acuna en la pesadilla.
Así que cumplesueños feliz que diría el amigo de Alicia mientras le ponía otra taza de té

Comentarios

lojeda ha dicho que…
¡Felicidades por este blog! que he descubierto tarde.
Estoy enganchada a "Estamos en el Aire" y me da pena que hayáis acabado, porque me lo pasaba fenomenal con Oché y contigo.
Espero que volváis muchos veranos.
Soy de Jaén como tú, y nos conocemos de las comidas de la COPE de Jaén. Yo soy Lourdes, la que hace los comentarios de los programas de la Semilla.
Un saludo
Anónimo ha dicho que…
Hola Señor!
La verdad ha sido un gusto para mi haberme encontrado con su blog de casualidad; Lo felicito se ve que es usted una gran persona.
Y se que los sueños se hacen realidad cuando de verdad se desean, es usted un exelente escritor.Yo soy de Guatemala,tengo apenas 19 años y mi nombre es Pamela Ortiz,quisiera tener todas las filosofias que usted tiene, le deseo lo mejor........ y se ve que tiene una larga y buenisima trayectoria=D

Entradas populares de este blog

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…

LEJANÍAS

El 10 de agosto de 1881 llegaba a la ciudad de Jaén el primer tren. Han pasado 135 años y las cosas parece, que ferroviariamente, no han ido a mejor. El viejo caballo de hierro no encuentra pastos en los que sobrevivir entre los bosques olivareros. Se muere y oxida entre la espesura montuna de tantas promesas olvidadas. En la jota de Jaén ya no cabe la ce de cercanías. Apenas la eme de la memoria da para engrasar los últimos raíles, que mohosos y rojos de orín, se hunden en la ciénaga de las mentiras que empantanan el paisaje. El que fuera vecino de estas páginas, el inolvidable Vicente Oya, ya describía allá por 2007 en este diario la difícil relación del tren con Jaén. Una rima que chirría desde hace décadas. «La llegada del tren a Jaén sirvió para consagrar la voluntad de la ciudad por ganar la llanura hacia el norte. Pero el tren no supuso para Jaén un hecho trascendente para su progreso. Otra cosa hubiera sido, por supuesto, que los grandes trenes pasaran por Jaén y no por Espelu…