Ir al contenido principal

Entradas

ESTORNUDOS PÚBLICOS

Todo el mundo habla de lo peligrosa que es la gripe pero pocos se ocupan del humilde catarro que llena de pacientes moqueantes las salas de espera en los centros de salud. La malévola cepa de la gripe, la muy jodía, muta cada temporada, nos acojona con el apellido de A, B, Aviar o Porcina pero mientras los resfriados van minando nuestras defensas con los cambios de temperatura, las calefacciones mal entendidas y salir en mangas de camisa a la calle sin consultar que hace un frío que pela y con esos trasquilones los agentes catarrales se cuelan dentro de nosotros en un maldito caballo de Troya hecho de tiritonas, toses, esputos y narices goteantes.
La situación con el cambio de gobierno no ha hecho nada más que empeorar. Las puertas abiertas, las corrientes de aire, enfrentarse al exterior tras tantos años en un microclima de confort está haciendo que muchos ciudadanos sean fácil presa del enfriamiento, el escalofrío y el destemple. Parece que tampoco les va a mejor a los que están ll…
Entradas recientes

TRIUNFOS

Las grandes victorias están construidas por pequeños triunfos cotidianos. Pequeñas victorias domésticas. Minúsculas superaciones diarias. Sin ellas las grandes gestas serían meros gestos vacíos, parafernalia inútil. Hay que ganar a cada jornada. Hay que triunfar a cada minuto para que el andamio nos sostenga y dejar de hacer caso a tanta milongas y a tanto cantante y canto de sirenas que abogan por la gran hazaña sin tener en cuenta que el trabajo callado y sostenido es lo que merece la pena.
Vivimos en unos momentos en los que sólo importa la victoria sobre el adversario. Pero para ello hay que estar preparado y prepararse. Hay que saber, más que perder, ganar y hacerlo con generosidad. Hoy en día los mensajes que nos llegan desde los atriles públicos no es otro que la de diezmar al adversario, pasarlo a cuchillo para dar escarmiento, exterminar la resistencia y su memoria, ganar por goleada, vencer hasta humillar, ganar hasta ahogarse en los festejos por la victoria. No hay tér…

MIS DÍAS AZULES SON MÍOS

El otro día me dijeron que yo era de derechas porque me gustaba más Paul McCartney que John Lennon. Tal afirmación de mi contertulio se basaba en que, el beatle con gafas, era un músico más progresista porque había compuesto himnos como “Power to the People” o que rechazó la medalla de la Reina por se coherente con sus ideas. Mientras que el otro, el beatle guapito, era un ñoño que se había vendido al mercado haciendo “tontas canciones de amor” como “yesterday” o “Let it Be”. Muy sorprendido yo le respondí a mi interlocutor que se estaba dejando llevar por una percepción falsa y que ni Lennon ni McCartney tenían nada que ver con ese estereotipo que había ido surgiendo desde la prematura muerte del primero. Ni Lennon era tan progre, compuso una oda al maltrato femenino como el “Run for your Life” ni McCarnety era tan sonsólico ya que compuso piezas precursoras del punk como “Helter Skelter”. Pero mi colega insistía, sin tener en cuenta mis argumentos en que yo era un conservador cuando…

APUNTES PARA LA MAÑANA DEL DIA 1 DE ENERO

El paso del tiempo es una putada. «La vejez es una mierda» que dijo Sabina con toda la razón del que se crió mirando a los Cerros de Úbeda antes de perderse más allá de la llanura manchega. Otro año más y uno menos en la mochila. Cómo dice mi compadre José Romero: «ya tenemos más por delante que por detrás». Recuerdo que comenzamos en esto de estrenar almanaques con los calendarios de las carterillas Polluelos y ahora el calendario lo llevamos en la pulsera junto al contador de pasos y el registrador de las pulsaciones. La vejez es digital. Hoy es Nochevieja. Vaya nombre para una mañana como la de hoy en la que todo está por hacer. Hace nada que le pusieron al amanecer a esta páginas en las que se resume, se hace balance, cuenta y recuento de lo sucedido. A mí ya me echa chispas el telefonillo con los avisos de los memes felicitando el año que está por venir. 2019. Un año que nacerá mañana debajo de un montón de confetis grasientos y unos matasuegras que se suicidaron antes de que die…

FRÍO

Frío. Esta ha sido la palabra más pronunciada a lo largo de la semana recién terminada. Frío. También ha sido la sensación que más se ha notado en todos los ambientes de esta provincia tan de calores sofocantes y escarchas paralizantes y de tan pocos términos medios. Tanto es así que me acuerdo de Mercurio el dios del Comercio y de cómo algunos se comían la Cámara del ídem de Jaén a besos y a titulares masajeantes y ladinos. Ahora a la Cámara la desmemorian en un vergonzante olvido por haber convertido a Jaén en uno de esos lugares en los que pasan cosas que en otras tierras no. Frío. Helado viento recorre los pasillos del otrora edificio barco que ha puesto proa a las semillas de chumberas e higueras locas que ya crecen entre las grietas de sus muros. Frío que también se mete entre los despachos de altos y bajos rangos administradores que han visto como a sus sillones les han salido raíces y a sus cajones les han rebosado los recuerdos de tres décadas que se quedaron helados tras los…

MENOS ORGULLO, MÁS PRUDENCIA

A día de hoy todavía siguen mirando, incrédulos, la pantalla del ordenador que refleja los resultados de las últimas elecciones en España. Ninguno de los afectados se las cree o por muy buenas o por muy malas y caen en el error de culpar a otros del fracaso o de atribuirse en solitario el éxito. La soberbia les puede. El progresivo alejamiento de los ciudadanos, ya sean sus votantes o no, les vela la mirada y cubre con una orgullosa niebla de orgullo el autentico paisaje de la sociedad a la que pretenden guiar hacia el mejor futuro. El francés Macron se las prometía muy felices apretando el tornillo de los impuestos a los carburantes y se ha encontrado con un “arde Paris”. No. Los ciudadanos no somos unas ubres a las que echar mano cuando la cántara oficial se va quedando seca. Los «chalecos amarillos» han puesto de manifiesto que todos tenemos un límite y las urnas en Andalucía han señalado que el poder no es patrimonio de quien lo ejerce si no de quien lo delega. «La soberbia es una…

MORALES

Ayer tuvimos la oportunidad de elegir a nuestros representantes para el Parlamento regional. No se deje engañar todavía no podemos votar directamente a un candidato para que sea presidente. Seguimos delegando el voto en un grupo de personas que, mejor o peor (espero que sea más de lo primero que de los segundo), deben cumplir con los compromisos contraídos con sus electores. De los resultados de la fiesta de la democracia de ayer ya tienen cumplida información en estas páginas y no me reiteraré en ello. Son un grupo de hombres y mujeres que en breve tomarán posesión de sus escaños y a los que pido asuman esa tarea con la sana intención de mejorar la imagen de la clase política y de los políticos que, en más ocasiones de las deseables, caen en el pozo corrupto y hediondo del abuso de su poder en beneficio propio y de los suyos. Siempre olvidando a la mayoría. Ya se qué sólo son unos pocos pero su comportamiento mancha el buen nombre de cientos, de miles de cargos públicos. Concejales y…