Ir al contenido principal

Entradas

HAGAMOS UN TERUEL

Creo que ya no nos queda nada más que IKEA. Habrá que apelar a la marca sueca para que, lo mismo que a Teruel, alguien nos haga caso. Jaén necesita de un representante, de un mánager que coloque nuestras reivindicaciones históricas entre las páginas de su catálogo de muebles y complementos del hogar. Jaén necesita un tren al lado de las ofertas de camas Hemnes. Un ¿para cuando la A-32? subrayando el precio de la estantería Kallax o las facilidades de montaje que ofrece la cómoda Malm flotando en las inservibles aguas de la presa de Siles. No se ría querido lector. A mi me da envidia de como los turolenses han sabido buscarse la vida mediática y hacer de tripas corazón colgando del rosado skyline de Albarracín sus pancartas demandando mejores comunicaciones aunque sea vendiendo cuberterías Förnuft o el demandado sofá cama Friheten. Ya basta de hacernos las víctimas, como dijo el consejero de Empleo el otro día al hablar de las manifestaciones de Linares pidiendo atenció…
Entradas recientes

ESTAR EN JAÉN

Estar en Jaén es asumir que los trenes son asunto único de películas y novelas románticas. Mitología hecha de hierro, fracaso, esfuerzo y tesón por alcanzar un sueño. Estar en Jaén es asistir a una eterna caída de la hoja en la otoñada interminable en la que vivimos sumidos. Estar en Jaén es tomarse los viajes sin prisa como las obras públicas y guardarse la mala leche y el legítimo cabreo para cuando lleguen tiempos aún peores. Estar en Jaén es ser paciente, un espectador tranquilo que ve pasar las vacas gordas, tras darse el atracón en estos pastos, para ser ordeñadas en lejanos y ajenos corrales. Estar en Jaén obliga a tener la boca abierta, con  permanente estupefacción, por la colección de obras incompletas que guardan los anaqueles de la hemeroteca. Mandíbulas caídas por el peso de la gravedad de las cosas y de la incredulidad resignada. Estar en Jaén es asistir al despropósito de llenar un pantano en Siles y que no se pueda sacar el agua por falta de tuberías. Estar en Jaén es …

EL BUTRÓN ELÉCTRICO

El otro día me tropecé con una de esas conversaciones de barra de bar en las que los parroquianos se quejaban amargamente de la cara de gilipollas que se les quedaba, senos queda, cada vez que llegaba la factura de la luz. Esta es, más o menos, la transcripción de lo que escuché en los cinco minutos que uno tarda en tomarse un café:
“Menudo palo. Vaya tela. Si sopla el viento nos la suben y si no sopla también. Menos consejos para ahorrar electricidad y más bajadas en los impuestos que te clavan cada mensualidad disfrazados de transiciones o mutaciones ecológicas. Que si impuesto a la generación. Que si palo a la cogeneración. Que si tasa de esto. Que si contribución a lo eólico. Que si aporte a lo lógico Que si lo otro que si lo de más allá y un 21% del IVA de postre. Mis enchufes parecen butrones. Cada vez que conecto algo me sacan los cuartos. Son vampiros eléctricos. Nos chupan los voltios. Nos dejan secos de vatios y ahora que la gente empieza a mosquearse aflojan el dogal. Ellos …

PROVINCIDIO

El concepto de la España vacía engloba a lo que ocurre en esta provincia secularmente. Jaén forma partede la España eludida o evitada y basta demostrarlo enseñando los mapas que cartografían la sesgada geografía inversora de los últimos decenios. A poco que uno se asome a la barandilla que deja ver los pogüerpoints de lo modernos agrimensores se da cuenta como nos eluden las vías del tren. Que la capilaridad de los raíles riega otros territorios. Lo mismo pasa con las carreteras o los caminos que sólo pasan por aquí y de los de aquí. Somos como la clavícula para la aorta: un pequeño inconveniente para conectar las partes que les importan. Cómo muestra ese botón absurdo en la chaqueta de los responsables que tomaron la decisión de que un tren parara en Linares-Baeza y en la que no podrían bajar ni subir pasajeros, sólo se permitiría el cambio de conductor del convoy que unirá Madrid con Granada. Para mear y no echar gota. Otras de esas bofetadas que tan a menudo nos cruzan la cara y qu…

TÚ AL TEJAR QUE YA TIENES CUERPO PÁ TRABAJAR

Recuerdo muy vívidamente el primer día que fui a la escuela. Lo de llamarlo colegio era para otra cosa, para otras ciudades o para otros barrios. Tenía poco más de seis años cuando me mandaron al grupo escolar que había en la calle María Bellido y que se componía de tres o cuatro aulas de techos muy altos con telarañas en los rincones y unos cuantos mapas amarillentos de extintas geografías físicas y políticas. Aún no había entrado en vigor el asunto de la gran reforma de la enseñanza en la gris España de los años sesenta en la que los niños; como conejos por número e ingenuidad; deambulábamos por las calles de unos pueblos que aún desconocían el asfalto y se abrían a pico y pala, urgentemente, para el madreo de desagües y nuevas tuberías para que llegara el agua corriente a los viejo grifos de cobre con fuerza suficiente. Grifos que más que manar lloraban el agua con exasperante lentitud.
Lo de la Enseñanza General Básica (EGB) aún estaba por llegar y todavía no se habían quedado obs…

EL AÑO QUE NO TUVO VERANO

Ya tenía el título escrito la pasada semana así que tendré que utilizarlo ahora que el clima ha recuperado su relación con el calendario. Pero era un título tan bueno que ojalá me hubiera servido hasta el mes de diciembre y haber anotado este 18 como uno de esos años mágicos y misteriosos que se hacen fuertes en las leyendas populares: debería ser allá por el año que no tuvo verano… formidable inicio para cualquier historia. Pero hete aquí que me veo sacando la ropa de verano y guardando la de la mesa camilla ante el empuje de don Lorenzo por sus predios del valle del Guadalquivir. Qué gran año éste 18 si no hubieses tenido verano. Hubiera sido el mismo año en el que por fin, tras siete años de estériles hostilidades, sacaron al tranvía de las cocheras al tranvía de Jaén o pusieron la primera piedra del primer pabellón de deportes para esta provincia. Hitos que hubieran coincidido en el almanaque con la recuperación de Carmen Calvo como ministra, la misma que hizo de sacerdotisa ibera…

DISCURSO PARA NUEVOS GOBERNANTES

Aquí estoy amigos dispuesto a usar todas las sinergias a mi alcance para vertebrar esta zona recién comarcalizada en la que la inversión per cápita durante la vigencia del último plan estratégico demuestra que nuestro gobierno está más que comprometido con el I+D+I, es decir con la innovación, con el desarrollo y con la investigación, de este territorio que siempre ha contado con el interés personal y presupuestario de nuestro gobierno. Para ello basta echar un vistazo a las veces que en el Boletín Oficial del Estado, el BOE, ha recogido en sus páginas los mil y un proyectos en marcha que estamos impulsando, animando, y estimulando para que el desarrollo y la dinamización sostenible esté en plena armonía con la idiosincrasia de los vecinos, con su acervo y rancia, recia y profunda raigambre a la tierra que les vio nacer y que atesora uno de los últimos rincones vírgenes del ámbito nacional. Una zona que todavía no ha sido mancillada por la soberbia de las autovías de nueva generación …