Ir al contenido principal

Entradas

LADRONES DE FLORES

Quizás la mejor definición de lo que es un microsegundo se encuentra en el tiempo que transcurre entre que el semáforo se pone verde y te pita el coche que tienes detrás. Haga usted la prueba si no me cree cuando esté detenido ante la luz roja. Un parpadeo es una eternidad cuando se dispone del color verde. Pero antes de que le piten les cuento que esto viene a colación de lo que me cuentan que pasó este fin de semana en el centro de la capital y que bien podría extrapolarse al resto de ciudades de la provincia. Me refiero al robo de macetas y flores que el ayuntamiento había instalado para adorno y solaz de los paseantes. No tardaron los facinerosos en llevarse los pimpollos a manojillos dejando losparterres y arriates públicos como un vestuario tras pasar por allí el Peníscola Fútbol Sala (busquen las páginas de deportes de este periódico cómo quedó la cosa en la Salobreja). No hay derecho. Todos los años nos roban las flores. Flower Power to the People. De estar vivo Lennon componí…
Entradas recientes

ROTONDAS

Cuenta mi colega Poveda, en estas páginas de Ideal, que a partir de hoy se van a vigilar, y de qué manera, las rotondas de la ciudad para que a la gente no se le vaya la olla y empiece a hacer pirulas con los coches y las motillos. Quieren evitar que se sigan tomando a choteo y por donde les salga de la palanca de cambios los carriles de entrada y salida de estas plazoletas. Una rotonda es una cosa muy seria y es también un invento francés que importamos con el fromage bleu, el rimmel o la malafollá parisina. Pero si hemos aceptado de buena gana que el queso tenga tonos de azur de puig, que la sombra de ojos sea un must en cada bolso y lo de encararnos a lo Eric Cantoná con los árbitros de la premiere league, no hemos conseguido ni sabido meter y sacar el coche de manera correcta por una rotonda. No nos entra en la cabeza. La rotonda nos suda el volante. Nos la tomamos a pitorreo. Nos la tomamos al tresillo, al bies, de chaflán, a su amor, de bisectriz o dibujando una recta secante. C…

UN LÍO

Es raro este lunes de urgencias en los armarios sacando abrigos y chaquetones para pelearse con este frío que ha llegado embozado en la tibia capa del verano, que cómo un primo gorrón, se niega a irse de nuestra casa. Es raro este lunes de giros imposibles por el centro de Jaén. Los gepeeses patinan en el hielo de las nuevas señales y los cambios de dirección. Sólo nos faltan los reporteros de la realidad en directo para contar, con un atasco de fondo, que las calles están atascadas. Se trata de un clásico invernal. Mientras todos aprendemos a conjugar el presente de indicativo del verbo peatonalizar. Miedo me da tener que hacerlo en subjuntivo. Ya me lloran los ojos ná más que de pensarlo. Pero como les contaba basta con que nieve en la Pandera o en el Pico Mágina para que manden a un aterido periodista para que enseñe a cámara lo que podemos ver subiendo las persianas del balcón: que las nieves blanquean las crestas de esta provincia. Lo que sale por la pequeña pantalla (ya no digam…

CÓMO SIGUE MOLANDO VIVIR EN JAÉN

Hace diez años publiqué este artículo. Ha pasado una década y todavía sigue habiendo motivos, puede que más que antes, para ponerlo en estas páginas porque cómo sigue molando vivir en Jaén. Esto es un autentico paraíso en el que la vida transcurre apacible, sin sobresaltos y sin que se monten unos tremendos pollos cada vez que el tren de cercanías no llegue por culpa de una catenaria averiada. 1º, en Jaén no hay cercanías y por lo tanto estamos libres de esos soberanos sustos y 2º, aquí la peña no es tan tocapelotas como lo son catalanes y madrileños, que por que se colapsen los servicios ferroviarios o se inunden tres tramos de la M-50 empiezan a dar el coñazo con que en esas circunstancias no se puede vivir, que se quedan sin puente esa semana, que si las vacaciones se les estropean... Fíjense, sin ir más lejos, aquí en Jaén somos tan longevos por que no nos hacemos mala sangre con lo del tren y con lo de las autopistas de peaje. Aquí se cortó la vía del tren en Las Madrigueras y a la…

¡ESTÚPIDOS ES EL AGUA!

Bueno más bien (mal) la falta de ella. El agua. No llueve lo suficiente. Más que declaraciones unilaterales de independencia ya deberíamos estar ubicados en la fase de rogativas. Hay que ir calentando el banquillo de los San Lucas y San Isidros y demás santoral popular para sacarlos a los resecos surcos y que hagan lo suyo. Que lluevaque llueva la Virgen de la Cueva. Qué caiga un chaparrón que se hunda la estación. Total para qué la queremos (la estación) si no tenemos un tren al que echarle la maleta. Que lo pajaritos canten que las nubes se levanten y que los presupuestos se gasten en esta tierra sedienta de chubascos e inversiones. Chiquito de la Calzada, ojalá se recupere pronto, debería hacer su paso de señor Miyagui en lo alto del muro de la presa de Siles. ¡No puedo! ¡No puedo! se excusan a dos voces, los de las cuentas públicas (Junta y Gobierno) como caricatos desviando la atención con sus chistes y acertijos. Mientras elcielo es cada vez más hostil al chaparrón. Más lejano y…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…

PERSONAS

Se extiende esa manía de no llamar a las cosas por su nombre. Mala costumbre en la que incurren, sobre todo y por ello mucha más gente que los sigue y pelotea, nuestros representantes públicos para evitar llamar al pan, masa de harina de trigo, agua y sal cocida,pan y al vino, zumo fermentado de la uva de diferentes gradaciones alcohólicas, vino. Viene esto a cuento porque el otro día sus señorías decidieron aprobar la reforma de la ley de cooperativas en Andalucía y lo más llamativo era que el número mínimo para constituir una cooperativa pasaba de tres a dos personas, pero no personas cualesquiera. Deberían ser personas socias según el texto legal. Yo que creía hasta ahora que las personas podrían ser malas, buenas o regulares dentro de los ámbitos físicos y jurídicos. Estaba muy equivocado; yo mismo me convertí en persona errada que no herrada; las personas cómo ustedes o yo pueden ser ahora otras muchas cosas. Basta con sobrecargar el lenguaje con florituras y filigranas innecesar…