Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2010

CÍRCULO.VUELTA.ELÍPSIS

La verdad es que me sigue sorprendiendo la enorme capacidad que tienen los de la cosa pública de darle vueltas a un asunto, durante años y años, para volver al inicio y hacer pasar la circunferencia dibujada como un paso definitivo para alcanzar el objetivo.

Y eso es lo que está ocurriendo con el asunto de las inundaciones en la zona de los puentes de la capital en la que ahora no estorba nada más que un chalet y la presa de laminación del río Eliche se hará o no se hará… después de haberse presupuestado una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez, una y otra vez … ¡uff! que me quedo en bucle.

Como les decía en el año 1996 una tormenta puso de manifiesto el peligro que acecha en la zona de los Puentes. 14 años después hemos constatado el peligro que acecha en la zona de los Puentes. Ojalá que las vueltas que se están dando para arreglar este asunto no se conviertan en un círculo concéntrico que nos lleve de vuelta a aqu…

CALIDAD Y CANTIDAD

Tienen los que nos gobiernan cierta tendencia a tomarnos el pelo como a pardillos a la hora de contarnos que con menos dinero disponible son capaces de hacer cosas de más calidad que antes.
Viene esto a cuento de los recortes que ha sufrido, por ejemplo, el programa de actos de la feria de San Lucas y que el concejal de festejos, José Montané dijo sin apuro que se mermó el dinero y no en localidad. Lo que nos lleva a preguntarnos si antes con el doble de pasta la calidad de lo programado era menor como administraban los dineros estos de la cosa pública.
Pasa lo mismo con esto de los presupuestos generales del estado, de la región y de la ciudad (si estos últimos los hubiere, claro) que a pesar del recorte en inversiones siguen empeñados en vendernos que se van ha hacer las mismas cosas y aún mejor todavía que antes.
Lo dicho o nos toman por bobos o es que ellos mismo se llegan a creer que 2 más 2 pueden llegar a sumar 6. O falla la política o las matemáticas ya no son exactas.

¡CREEMOS EN TÍ!

El interior del edificio bullía con la muchedumbre, que vestida de domingo abarrotaba el recinto mientras hacían ondear los colores de la hermandad y los símbolos comunes. Los cientos de acólitos coreaban antiguos mantras y consignas ancladas en la noche de los tiempos que elevaban a la concurrencia, de manera conjunta, a un paroxismo intelectual e ideológico.

Justo en el fondo de la gran sala y adornado con los mismos colores que flameaban en vaderas y bufandas de los asistentes un atril, todavía solitario, mostraba un par de micrófonos por los que, en breve, se oiría la santa palabra del omnisciente líder.

Los bancos, hacia varias horas que estaban llenos. Apenas un par de filas estaban vacías a la espera de que llegaran los acólitos de más alto rango y poder… por eso la reserva que se hacía con una sencilla fórmula: “a más poder, mas hacia adelante en la fila”.

Los cánticos, incesantes, invocaban a la infalibilidad del líder y atacaba al adversario y a su nido de maldades y mentiras. …

San Lucas y sin un doblón

San Lucas llega sin fuegos artificiales. La Economía manda economizar. El Condestable seguro que tendría un agudo ataque de gota por culpa del vacío de la faltriquera. Los ducados no llegan y hay tantos duques a la espera de ellos que la galbana adormece a los vigias de la torre que yacen con el pie colgando por los matacanes y las aspilleras. 9 días feriados y sin un maravedí y además con el vástago en la hacienda y criando orín en la adarga y en la celada. Ni en las fronteras hay sitio para una avezada espada en el arte de la guerra y en palacio las arteras dagas se hacen la competencia entre los cortinones y tapices que decoran el salón de Don Miguel Lucas que trona por los rincones preguntándose cómo hemos llegado a este embrollo en el que follones y emboscados esquilman los pocos doblones que quedan en asuntos elevados que ahora vienen en llamar sustentables que ni hablando, ¡pardiez!, se les entiende