Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

ALCÁZAR

El alcázar sí se rinde. Jaén sigue perdiendo su identidad ante la abulia y la indiferencia de los que contempla este paisaje de suculentas tapas y sin caña. Nadie la da. Todos se las quieren tomar de gañote. Todos juegan a darle a la espátula para sacarle la espuma a esta cerveza de los días repetidos. Los grifos se abren siempre para los mismos. Tipos pilsen que hablan en la barra de lo fácil que sería hacer negocio con el dinero de los demás. Nunca ponen el suyo. Se lamentan de la caída de la mítica fortaleza de Jaén mientras beben cervezas de importación. Son los mismos que mandan cartas al director de Cahiers du Cinéma protestando por la falta de cines y luego se bajan las obras completas de Kieslowsky del utorrent. Es la misma peña que despotrica de la faltade compromiso de concejales, diputados y senadores mientras que rechazan ir en alguna lista, «yo soy apolítico y más listo», dicen y siguen pelando gambas con una mano mientras que con la otra sujetan el cazo por lo que pueda …

BAILOTERA

Andaba yo el otro día con la oreja puesta a la gente que acertaba a pasar cerca de este poyete de papel cuando escuche a un transeúnte decirle a otro: «esto más que una precampaña, cada día que pasa, se parece mas a mira quien baila». Y razón parece que no le faltaba al atinado ciudadano que ponía esa nota a pie de página; más bien página a los pies; de candidatos danzarines y rítmicos políticos que se han dado a hacer el «moongüalquer» por esas teles de dios como si el escaño les fuera en ello. El gran Iceta desembarcó en playa omaha, a lo segunda sesión de discoteque, contorsionándose al ritmo de los Queen, mientras que la vice de Rajoy se ponía en plan «line dance» a los acordes del bijapy o del aquibreiquijart. Es la moda y como la moda no incomoda ya verán ustedes como la cosa se extiende como el virus en The Walking Dead y pronto se nos llenarán plazas, polideportivos y auditorios de mítines en los que la peña coreografiará el tríler de Michael Jackson. Entre golpe de cadera a l…

RECREÁNDOSE

Durante todo este pasado fin de semana se recreó en Bailén la victoria del ejército español sobre las tropas de Napoleón allá por el año 1808. Hubo todo un programa de actividades que culminaron en la mañana del domingo con la escenificación del famoso cuadro de Casado de Alisal: la Rendición de Bailén, cuadro en el que el «Rayo del Norte», apodo del General Dupont firmaba las capitulaciones después de ser derrotado.Fue en ese momento cuando unos paisanos cachondos que había entre el númeroso públcio que asistió a la histórica efemnerides, tuvieron esta conversación: —Mira, si parece que están recreando la colocación de la primera piedra de la Bailén-Albacete — Pues casi podrían ser los mismos. ¡Quítales los sables y ponles unas corbatas y ya está! Y se fueron a tomarse unas cañas que el lorenzo apretaba y el olor a pólvora y el polvillo bermejo levantado por las milicias te picaba la garganta. Carraspeando camino a la taberna seguían con sus cosas: —Es como lo del tranvía de Jaén. Eso s…

EL PELO QUE NOS TOMAN

Andamos como siempre en este Jaén nuestro discutiendo sobre si esto o si aquello o lo de más allá o acá es mío o de él. Entre tanto griterío y aspaviento el asunto por el que se discute ve como le va cagando la moscarda sin que pueda mover un músculo para ahuyentarla. El zunzuneo de los insectos anuncia la eclosión de miríadas de larvas que se alimentarán del cadáver que se pudre al sol y a la luna. El primero no lo calienta ni la segunda lo enfría a la intemperie, a la impericia que cae a plomo como el polvo enredado en la lluvia de una tormenta. Entretanto los enterradores pelean sobre si la pala la tiene que poner uno u otro. Si el nicho está dentro del término municipal o si la fosa debe abrirse en tierra comunal o barbecho particular. Camposantos malditos perdidos en una espiral de notas simples, notarios, abogados y leguleyos. Solares asombrados por el postureo forzado de notables, burgomaestres, menestrales, caporales, manijeros y trovadores que azuzan a la contienda alimentánd…