Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

KATIUSKAS

Andamos chapoteando en el barro y el lodo que las lluvias han dejado como manto sobre buena parte de los campos de la provincia. Los de la cosa pública se han apresurado a enfundarse las botas de goma para fotografiarse, rodeando con sus brazos protectores, a los vecinos abatidos por las riadas que han anegado su casa, ahogado a su ganado y arrasado sus campos. Las katiuskas con logotipo gubernamental se acercan a las riberas de los ríos para descubrirles la realidad de la manga ancha o la ausencia de ella al permitir que se ocuparan zonas inundables. Ponen cara circunspecta y fruncen el entrecejo cada vez que el foco de las cámaras les encuadran con paisaje de catástrofe al fondo.

El agua baja brava por cauces y reabre cárcavas y arroyos olvidados y la crisis se sigue cebando en la economía de esta provincia que ya recoge ayuntamientos que no pueden pagar las nóminas a sus empleados, municipios que , aún sin llover, se están ahogando.

POSTJUBILATIO

Ahora resulta que para cobrar jubilación habrá que esperar dos años más, hasta los 67 tacos. Y resulta que quienes van a aprobar la reforma del sistema de pensiones son unos tipos y unas tipas; por lo del lenguaje político, lo de correcto es otro cante; que por estar sus escaños unos pocos años se pueden jubilar con algo más que la paguilla a la que aspiramos la mayoría de los mortales que vivimos y queremos trabajar en España.

Menos mal que en Jaén somos referentes, dice el mensaje adormecedor de la oficialidad, y pioneros de extrañas normas, planes, puntos, estrategias, foros, comisiones, encuentros, seminarios y mesas redondas, mientras en la calle la gente envejece unos buscando trabajo y otros intentando mantenerlo. A este paso la artritis será enfermedad laboral, eso sí que sería un autentico referente.

¡AVE! AUDI

Menuda bulla tiene la catedral de Jaén que no da abasto para abrir la puerta a tantas y tantas visitas de ilustres laicos declarados que se confiesan, caídos en hinojos, fervorosos admiradores de tan sacra composición de piedra y mampostería. Tanto que dan su apoyo total a que sea declarada patrimonio de la humanidad. Eso sí, apoyo todo, pero de dinero poco y la techumbre sigue a la espera de que los cinco millones de euros que prometió la ministra Carmen Calvo lleguen para quitar las goteras y remodelar los nidos del cernícalo primilla que sigue apareándose en las cubiertas catedralicias sin que albañiles y canteros les inquieten la alada libido.

Vandelvira es glosado por Griñán, López, Peñalver, Torres; la consejera; que quizás vuelva a cambiarse el nombre de Rosa a Rosario, por aquello de estar más cerca del contenido de tan noble continente catedralicio.

Si estuviéramos en tiempo de la Pax Romana puede que estos centuriones de lo público se hubieran caído, como Saulo, de la noble b…