Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2009

VÓRTICE

Dicen que Jaén, la provincia, no ha perdido peso político desde que Chaves y Zarrías se fueron a los madriles al Palacio de Villamejor a sus cosas ministeriales y de territorio. Pero lo que si parece es que el oriente andaluz se ha hecho mucho más oriental o que los nuevos consejeros nombrados por el nuevo presidente regional prefieren la costa y otras sierras a las de Jaén.
La verdad es que son pocos los titulares que la todopoderosa Junta de Andalucía fecha en esta provincia para exportar. El vórtice del poder, excéntrico en su giro, ha rotado hacia otros lares y los viernes de Zarrías ya son viernes normales sin despachos ni teletipos hacia los que todo el mundo se giraba. Hasta Javier Arenas echa de menos que le zurren cada fin de semana, mientras que los que antes seguían la senda que les marcaba ahora se esconcen tras la polvareda que levantan los puentes al caerse, como si se prepararan para resistir un asedio desde la poltrona. Quien resiste gana, piensan, mientras que las mot…

COMO LAS LIEBRES

Anda que no molaba ni ná sacudirle en la testa al primo de enfrente con el titular de todos los inviernos: “la red de albergues se colapsa. Cientos de extranjeros duermen en las calles de Jaén”. Esos eran buenos tiempos, cojonudos tiempos, tiempos de la ostia (con perdón para los laicos), tiempos en los que el asunto, la cosa, el tema, el rollo estaba bien claro.
Y más claro que va a estar este año ya que la red de albergues municipales de la que dijeron que se copietearon hasta los de la fresa de Huelva y ahora resulta que será sólo accesible con tarjeta, con visado, con cartulina, con documentos. Los papeles ¡coño! o aquí no se pernocta.
Ojalá no nos comiencen a llegar ahogados a las playas de la ciudad. Naufragios de pateras al cruzar este mar de olivos con menos papeles que una liebre.

CHALÉ

La presa del río Eliche, rapaz del urbanismo alegal tiene alas para rato. Presa presa de los que andan presos de lo que prometieron y que se ven anegados por las aguas de la realidad.
Afortunadamente poco ha llovido desde entonces, desde cuando el río se puso bravo y dijo aquí estoy yo y se llevo por delante todo lo que se topó en su carrera de torrente atormentado.
Años después siguen los que mandan mandando llover ese calabobos de estamos en ello, impulsamos, empujamos, dinamizamos, vertebramos y todos los “amos” suficientes para seguir en el mismo punto en el que la tormenta les puso.
Sigue el sirimiri anestésico de estamos haciendo cosas mientras el río, las casas y las riadas no han cambiado nada. Ellos saben que los escarmientos siempre caen en chalé ajeno.

ÁREA DE ATASCOS

Se despertó la ciudad de Jaén con la resaca que arrastran las grandes ciudades algunos fines de semana. Abrió los ojos la capital con la legaña y el zumbido cabezón de lo que pudo ser y no fue por aquello de que las cosas son como son y no como nos gustaría que fueran.
Y digo que Jaén se despertó con dolor de cintura, de tibia y peroné por aquello de los dos goles; en contra; que la han privado del rincón futbolero en la segunda división y del disfrute del graderío. O sea que añadimos la decepción deportiva a la historia del Real Jaén que acarició la gloria y se le escapÓ corriendo con las botas de los castellonenses del Villarreal.

A todo esto ya nos podemos sentir orgullosos porque Jaén ha entrado en la modernidad urbana, siempre y cuando se entiende esa modernidad en kilométrico atasco y enredo circulatorio generado por las prisas de unos gobernantes que anduvieron tocando el caramillo en la floresta durante muchos años y ahora las obras se les vuelven huéspedes con las prisas presos…

FUERA DEL MAPA

Es loable que los que nos gobiernan busquen los mejores sistemas de gestión administrativa. Es muy positivo que se comprometan a descentralizar la burocracia para eliminar ventanillas y "vuelva usted mañana". Lo que no me parece tan bien es que, Luís Pizarro consejero de Gobernación de la Junta, en su afan descentralizador saque del mapa de la provincia de Jaén a Beas de Segura y a Cazorla.

CÁBIDA CABÍDA CABIDÁ

El acento en las palabras es algo más que un palito sobre una vocal. Aquí va un ejemplo de como poniendo la tilde en un lugar equivocado lo que que cabía ya no "coje" tampoco. Habla Luis Carlos García, presidente de Ferias Jaén.

VELVET "UNDERGROUND"

Esta es otra de las grandes aportaciones de Jesús Candil (alto cargo del Gobierno Español ya conocido en el Agudiario) a los conceptos económicos: si existe una literatura, una música, un determinado tipo de historietas, por qué no puede existir una industria. ¡Qué viva San Lou Reed!.