Ir al contenido principal

aPLANados



A ver como digo yo que de lo dicho ya ni Diego dijo nada, que andamos con el ala triste de pájaros plomeados y con el florete mustio perdidos en los tubos que guardaban los planos que perdimos por las carreteras que nunca hicimos… aunque ya puestos podríamos decir Diego, que se dijo que diríamos que ya dijimos que teníamos de todo lo dicho a tanto bicho. Así que despleguemos un PLAN de infraestructuras. Un PLAN de dinamización. Un PLAN director. Un PLAN integral. Un PLAN de choque. Un PLAN estratégico. Un PLAN Jaén. Un PLAN siglo XXI. Un PLAN quinquenal. Un PLAN bianual. Un PLAN plurianual. Un PLAN de estudios. Un PLAN cuantitativo. Un PLAN cualitativo. Un PLAN turístico. Un PLAN de ventas. Un PLAN sostenible. Un PLAN contable. Un PLAN de compras. Un PLAN hídrico. Un PLAN urbanístico. Un PLAN general. Un PLAN parcial. Un PLAN total. Un PLAN agrario. Un PLAN redondo. Un PLAN excéntrico. Un PLAN puntual. Un PLAN social. Un PLAN forestal. Un PLAN de control. Un PLAN de inclusión. Un PLAN de exclusión. Un PLAN restrictivo. Un PLAN expansivo. Un PLAN estadístico. Un PLAN económico. Un PLAN histórico. Un PLAN de acceso. Un PLAN de uso. Un PLAN de manejo. Un PLAN de fuga. Un PLAN de educación. Un PLAN lingüístico. Un PLAN de inmersión. Un PLAN de crecimiento. Un PLAN museológico. Un PLAN de participación. Un PLAN de paz. Un PLAN de ataque. Un PLAN agropecuario. Un PLAN de situación. Un PLAN be. Un último PLAN. Un PLAN alternativo. Un PLAN preventivo. Un PLAN crítico. Un PLAN minero. Un PLAN de ordenación. Un PLAN geológico. Un PLAN de acción. Un PLAN territorial. Un PLAN médico. Un PLAN de juventud. Un PLAN geriátrico. Un PLAN de modernización. Un PLAN de adecuación. Un PLAN nacional. Un PLAN local. Un PLAN metropolitano. Un PLAN de empleo. Un PLAN de trabajo. Un PLAN eólico. Un PLAN operativo. Un PLAN alimentario. Un PLAN de transporte. Un PLAN ejecutivo. Un PLAN de amortización. Un PLAN fundamental. Un PLAN comarcal. Un PLAN necesario. Un PLAN perfecto. Un PLAN completo. Un PLAN oculto. Un PLAN de vuelo. Un PLAN rata...PLÁN. Un PLANeta. Un PLano. Un PLANtígrado. Un PLANteamiento…
Ves ahora Diego como hemos dicho digo sin decir que dijimos lo que dijimos y ya te dije que esto la peña se lo embaula entre el spot del agua mineral, la rodilla mala de Garbajosa y el pedo que cogió la pedorra de la Spears en los premios de la “emtiví”. A veces en la vida hay que tener planes para seguir dejando en otro plano los planos de lo que iba a ser el terreno plano y llano que cruzaban con sus carros y que todavía es una chincheta en el mapa que se refleja en la planicie de mi mesa de caoba. Así que Diego vamos diciendo que a lo no hecho, pecho y a lo hecho mas pecho todavía que no nos falte de nada y así seguiremos PLANtados en este sitio viendo como las macetas crían piojillo a nuestro alrededor mientras sopla la brisa del aire acondicionado removiendo los viejos ácaros que atesora la poderosa moqueta de la que jamás debemos levantar las PLANtas de nuestros pies digo… perdón que quizás quise decir Diego.

Comentarios

periodista ha dicho que…
Muy bueno lo tuyo, Antonio. Ingeniosa forma la de usar el vocabulario y los donde dije digo.

Entradas populares de este blog

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…

LEJANÍAS

El 10 de agosto de 1881 llegaba a la ciudad de Jaén el primer tren. Han pasado 135 años y las cosas parece, que ferroviariamente, no han ido a mejor. El viejo caballo de hierro no encuentra pastos en los que sobrevivir entre los bosques olivareros. Se muere y oxida entre la espesura montuna de tantas promesas olvidadas. En la jota de Jaén ya no cabe la ce de cercanías. Apenas la eme de la memoria da para engrasar los últimos raíles, que mohosos y rojos de orín, se hunden en la ciénaga de las mentiras que empantanan el paisaje. El que fuera vecino de estas páginas, el inolvidable Vicente Oya, ya describía allá por 2007 en este diario la difícil relación del tren con Jaén. Una rima que chirría desde hace décadas. «La llegada del tren a Jaén sirvió para consagrar la voluntad de la ciudad por ganar la llanura hacia el norte. Pero el tren no supuso para Jaén un hecho trascendente para su progreso. Otra cosa hubiera sido, por supuesto, que los grandes trenes pasaran por Jaén y no por Espelu…