Ir al contenido principal

ESDRUJULEANDO


Ando esdrujuleando. Buscando palabras con acento en la antepenúltima sílaba. Palabras que le dan pisto al orador novato y reconocimiento al parlanchín veterano. Ando atildado, llamando a la tilde de Córdoba con el gracejo que le hace el termómetro a las gárgolas de sus iglesias y a los pífanos que soplan los ángeles con el arcángel San Rafael.
Ando, digo, de página en página. Mirando palabras con acento en la a de África, ese penúltimo continente en el que los cánticos saben a oxígeno que debe ser lo único gratis que queda en el cántaro húmedo de la vida. Pienso en bolígrafos y en teléfonos bisílabos con kilómetros y kilómetros de cable que como clavículas dibujan las películas de las voces que se esconden en las máscaras de cíclope que nos dan ánimo o pánico. Según venga.
Busco esdrújulas que expliquen esta sensación de pánfilo, crápula, sólido y rústico. Miro a los políticos y les veo la tilde pequeña y aguda y a la política un acento demasiado grave. Se me cuelan acentos circunflejos, cedillas y comas disfrazadas de diéresis en esta víspera líquida de títeres que votan desde las sábanas, eligiendo por catálogo, señalando a los que cuelgan del patíbulo con los párpados cerrados.
Ando tras una esdrújula que explique por qué nos invade el cartílago de lo mediocre, por qué ya nunca se pone verde el semáforo, por qué los tubérculos nos tienen que parecer simpáticos, por qué lo árabe se tiene que contraponer a lo católico y por qué nos llenan de polémicas estratégicas est6os tiempos de penosos espectáculos de espléndidos pelícanos que haciéndose pasar por este pájaro pacífico se vuelven tiránicos y ridículos.
Ando esdrujuleando y veo a la palabra democrática con alopecia, perdiendo el acento que ya se ha vuelto minúsculo casi de súbito, cónico, cómico, hábito hálito…y así con tonos y tónicos acentuándose a sí mismos y cantan una jerigonza: “Pánfilos húmedos y esquizofrénicos suman clítoris cómodamente en los prólogos de la crítica magnífica que los ácidos y cárnicos vientos mueven las alas de los ánades, que, como cardúmenes en los pérfidos labios lésbicos mueven los sismógrafos” .

Comentarios

lojeda ha dicho que…
Antonio, eres genial, de verdad.
Saludos desde Jaén.
Juan Armenteros ha dicho que…
Afortudanadamente en tiempos tan poco esdrújulos, más de monosílabos, aún nos quedan esdrujuladores que nos recuerdan que lo llano no tiene porque ser vulgar, sino que puede ser agudo.
Un abrazo.

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…