Ir al contenido principal

NUEVA VENTANA




Dentro de unos días, me avisan desde el rincón inferior derecha de la pantalla de mi ordenador, me van a actualizar al Windows número 10. Pues vale. Yo que apenas sobreviví a la extinción de la segunda edición del Windows 98 y que resistí agarrado al clavo ardiendo del XP, me veo empujado, eso si gratis total, a caerme por otra, en este casoí muy nueva, ventana por la que asomarme a la realidad de este Jaén que se sigue rascando el agujero del ombligo a la espera de que ocurra algo. A la espera de que alguien, como a mi computadora le va a ocurrir a finales de julio, le actualice el sistema operativo y que transite del MS-DOS a otra manera de computar sus posibilidades, que hasta ahora, se han visto secuestradas, ralentizadas y casi inutilizadas por virus, troyanos, gusanos, malware, barras de navegación predeterminadas y rootkits que la siguen engañando desde atriles, escaños, despachos y plazas. 
Promesas en forma software gratuito que se reinventan gracias a la habilidad de los hackers, hipsters y hustlers que se contratan como asesores para dibujar una realidad virtual que, a cada bit que pasa, se aleja más de la realidad en la que vivimos. Si no me cree, amado lector, basta con que tire de android, symbian o iOS en su inteligente teléfono y se dedique a consultar el time line de su feisbuc o tuiter. Que repase el archivo on line de este u otro periódico y que bucee en Google con la palabra Jaén.  La sorpresa es que se encontrará muy pocas sorpresas. Mismos nombres, mismas obras, mismas declaraciones, mismo problemas y mismas soluciones. Cuando se hace, se dice y se promete lo mismo al final tendrán el mismo resultado. Ya es hora se que se haga, digan y prometan cosas distinta para que Jaén tenga un resultado diferente. 

Por el momento el atajo de teclado ctrl.+alt+supr no ha dado resultado. La provincia aún huele a humo y madera quemada por los últimos incendios. También huele a humanidad en los alrededores de las oficinas de empleo. Largas colas de personas que han perdido la esperanza en volver a trabajar. Otras han perdido de vista el horizonte olivarero y hacen las américas lejos de sus casas aprendiendo, por las bravas, nuevos modelos de computación y de ganarse la vida. Entre tanto aquí quedo a la espera de que se active la casilla automática de actualización de mi sistema operativo, se me abre una nueva ventana, la número diez y espero que este poyete no me sirva; tal cual, para publicarlo dentro de una década, aprovechando que ni los electores ni los lectores tienen mucha memoria y que ninguno hace copias de seguridad.
Buen verano

Comentarios

Ernesto Medina Rincón ha dicho que…
una pena que prescindamos de El Poyete hasta septiembre.
Un abrazo, compañero "10"

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…