Ir al contenido principal

SEÑALITIS


Hoy quiero llamar su atención sobre el menoscabo que la provincia de Jaén sigue sufriendo en la señalización de las carreteras del estado.

Si ustedes circulan por alguna autovía o carretera nacional no será raro que se topen en las cunetas con una serie de señales informativas, con fondo de color marrón, que anuncian a los conductores la cercanía de ciudades monumentales, conjuntos históricos artísticos o parajes naturales más o menos cercanos. Algo que está dentro de la normalidad y que, además, se encuentra dentro de la norma vigente.

Señales que uno reencuentra en todo el país menos en esta provincia, esta la del Paraíso interior, dos ciudades patrimonio de la humanidad y 4 parques naturales y un sin fin de santuarios y lugares de interés.

Estos de la cosa pública, los de dentro y los de fuera deberían explicarse y explicarnos porque en Jaén no se han instalado estas señales, quien lo impide y quien no lo reivindica.

Pero que “nivel Maribel”

Comentarios

Carlos ha dicho que…
Ya sabes bailenense de pro que cuando venías de Madrid a Jaén por la autovía señalizaban la dirección a Bailén y a Córdoba, y Jaén nunca aparecía en las señales azules de autovía. Para tu patria chica supongo que esto era motivo de orgullo, mientras que tu patria más grande quedaba relegada a la nada. Por lo que se ve se nos niega el azul del cielo y el marrón de la tierra, así que no es aventurado decir que nos condenan al limbo, también en esto de las señales. Un abrazo.
Armenteros ha dicho que…
Aprovecho tu certero comentario, maese Agudo, para mal hablar del laberinto circulatorio, y burdamente señalizado, de la salida de Jaén dirección Torredelcampo por el Hospital Traumatológico. Cada día, cual minotauro en cuatro ruedas, abordo el scalextric temiendo no encontrar nunca la salida, con el agrabante de que no tengo el consuelo del mítico animal al que, cada nueve años, a fin de apaciguarlo, Minos le ofrecía, siete mujeres que imponía como tributo a la ciudad de Atenas. Le temo tomar la ruta de noche porque se agrava: ni se ven letreros, ni carteles y en algunos tramos ni el carríl por ausencia de una mísera bombilla. Sea todo nuestro sacrificio en aras del sacrosanto tranvía.
Danillana ha dicho que…
Todavía están colcando en la A-92 y A-92 norte en los postes indicadores de la distancia kilométrcia, una añadido donde pone "Jaén", la única, junto con Almería (por pura lógica, ya que se va por otra carretera) capital de provincia que no se marca. Apraecen Huelva, Cádiz, Málaga... Pero de Jaén, en muchos postes, ni rastro.
Nos reímaos de Luis Carlos García cuando hablaba de la "mano negra"... Pero a veces lo difícil es no creerselo.

Entradas populares de este blog

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…

LEJANÍAS

El 10 de agosto de 1881 llegaba a la ciudad de Jaén el primer tren. Han pasado 135 años y las cosas parece, que ferroviariamente, no han ido a mejor. El viejo caballo de hierro no encuentra pastos en los que sobrevivir entre los bosques olivareros. Se muere y oxida entre la espesura montuna de tantas promesas olvidadas. En la jota de Jaén ya no cabe la ce de cercanías. Apenas la eme de la memoria da para engrasar los últimos raíles, que mohosos y rojos de orín, se hunden en la ciénaga de las mentiras que empantanan el paisaje. El que fuera vecino de estas páginas, el inolvidable Vicente Oya, ya describía allá por 2007 en este diario la difícil relación del tren con Jaén. Una rima que chirría desde hace décadas. «La llegada del tren a Jaén sirvió para consagrar la voluntad de la ciudad por ganar la llanura hacia el norte. Pero el tren no supuso para Jaén un hecho trascendente para su progreso. Otra cosa hubiera sido, por supuesto, que los grandes trenes pasaran por Jaén y no por Espelu…