Ir al contenido principal

DEL TORNO FRESADOR AL CLOUD COMPUTING

Del torno fresador al cloud computing . Así se liquidaban los casi 60 años de fabricación de automóviles en la provincia de Jaén en una puesta en escena tan prolija que sirvió para enredarse entre discursos a la sombra del eslogan oficial: Linares Futuro.

La dueña de Santana Motor, la Junta, se quita de encima el lastre de una empresa a la que acogió cuando en 1994, en la plaza de Santa María, 80.000 personas hicieron temblar al gobierno andaluz mientas gritaban ¡2.400 NI UNO MENOS!.

Las chaquetillas azules de los santaneros y la fortaleza de sus mujeres pusieron sobre el mapa uno de los conflictos laborales que pusieron a prueba a los políticos y a las administraciones que veían como la lucha obrera, esa que está en el sustrato de muchos estatutos, ponía en fila de a uno a todos los que creían que era una broma lo de aquel cartel que puso el dueño del restaurante chino al lado del Hotel Aníbal: “No soy Japonés, soy chino”. Uno a tras otro todos los que eran algo en la política o querían serlo se acercaban a Linares y a su comarca para fotografiarse con los de la lucha sindical.

Los medios de comunicación se tuvieron que emplear fondo y pudimos vivir en primera persona cargas policiales que casi le cuesta el cargo a un ministro y que le sacó un ojo a un trabajador. Mese de lecheras y antidisturbios en un abril intenso de cortes de carreteras y de pocas bromas en las declaraciones. La presión dio resultado y la Junta no tuvo otra opción que echar a cuestas el problema y lidiar con los nipones y buscar un socio inversor que nunca llegó y cuyo nombre alargaban hasta el infinito ganado tiempo en un problema que cada pesaba más.

Ayer le daban matarile a Santana Motor de Linares y lo hicieron con una nota oficial en la que, en sus cinco páginas, no aparecía la mítica marca que fabricaba los Land Rover y luego los Vitara. Ayer le daban el finiquito con 10 discursos flanqueados por 4 lideres sindicales que ejercían de aleros mientras aplaudían la prejubilación de casi 800 santaneros y el reciclaje de los que no puedan colocarse en las empresas que dicen van a venir a lomos del mantra del “desarrollo sostenible” y del paso de los años que ha ido doblando el espíritu del 94 con la certidumbre de la prejubilación y del esto es lo que hay. No pudimos hacer preguntas. Tampoco hacía falta.

Comentarios

J. G. ha dicho que…
esa imagen a un paso de la anacronía
Anónimo ha dicho que…
No hay que preocuparse. Seguro que en el Activa Jaén III se contemplan soluciones.
el catite

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…