Ir al contenido principal

¿ESTO NO ERA A LAS 10?

Para aquellos que creyeron que la profesión periódística era parecida a las aventuras de Edward Asner en "Lou Grant". Para aquellos que creyeron que un día podían hacer caer a un presidente como hicieron Bernstein y Woodward. Para los que creen que los periodistas siempre están enfrascados en profundas investigaciones sobre tramas mafiosas y corrupción. Para los que creen que los que escriben los periódicos siempre van en pos del verbo y la conjugación adecuada. Para los que se piensan que los reporteros de televisión viven como rajás. Para los que sueñan algún día en convertirse en locutores de radio. Para todos ellos. Para que sepan que la mayoría del tiempo lo pasamos tirándolo por la borda esperando a que llegue alguién a decir su frase. No nos falta nada más que la farola y el banco de un parque para ambientar una escena de esperando a Godot.


foto tomada en los pasillos del ayto. de Jaén esperando la salida de la consejera de O.P

Comentarios

Manolo P. Perálvarez ha dicho que…
Cuanto más os hacen esperar, más importantes se sienten algunos, son así nuestros miembros y "miembras", salvo en un caso, cuando sus declaraciones coinciden con los informativos y se van a pinchar en los mismos en directo, entonces si, toca ser guays.
Si es cierto el dicho "el que espera, desespera" sois el club de los desesperados, dicho con ironia y respeto.
Si por algunos fuese, hasta los trenes tendrian que retrasar su salida para que ellos subiesen, ah, se me olvidaba, los políticos apenas utilizan el tren, y como en jaén escasean, menos aún.
Antonio Agudo ha dicho que…
Esa afirmación viniendo de un ferroviario tiene un valor considerable. Eso me hace que me pregunte ¿por qué si tanto han mejorado las comunicaciones de Jaén con Sevilla se siguen usando los coches oficiales?

querido Perálvarez tu sabes, como yo, que el tiempo de todas las personas tiene la misma duración y la misma importancia. Un abrazo
Lucas Contreras ha dicho que…
Para aquellos que aun no lo saben desde aquí mi enhorabuena, Agudo por ese pequeño (económico) y gran reconocimiento que últimamente has recibido.
Manolo P. Perálvarez ha dicho que…
A todos se les llena la boca con el transporte ferroviario pero nuestros miembros y miembras políticos de Jaén lo utilizan poco ¿ Será que el tren en Jaén es escaso, lento y decimonónico ?
¿ Será tal vez que la justificación del gasto es tan clarita como el precio del billete ?
¿ ACTIVA JAÉN ? ¿No será ACTIVIA que, si la publicidad no es engañosa, regula las cosas de cagar ?
CAESAR ha dicho que…
Oye, que os salís por la tanjente. Si malo es que te hagan esperar, peor es hacerlo en el suelo o de pie cuando hay una sala de prensa magníficamente equipada. Es lo que tiene que estas cosas las organicen los políticos y no los periodistas.

Agudo: te recuerdo que era el consejero de vivienda.

Lucas, ¿reconocimiento=premio?
Antonio Agudo ha dicho que…
Querido César:

tienes toda la razón en lo de que era el consejero de la vivienda. Lo que me hace caer en que la consejera de Obras Públicas nos hizo lo mismo y en el mismo sitio.

Gracias a Lucas por la felicitación por el accésit del VII premio de artículos periodísticos de Andalucía Oriental que concede anualmente el Colegio de Gestores Administrativos de Jaén, Almería y Granada.

Y no te falta razón maese Pérez, en lo del tren nos pican el billete sin haber subido al vagón. Menos mal que con el "Activia" una va más suelto...

Un saludo a los tres.

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…