Ir al contenido principal

DISCURSO PARA ENDÉMICOS


Aquí estoy amigos dispuesto a usar todas las sinergias a mi alcance para vertebrar esta zona recién comarcalizada en la que la inversión per cápita durante la vigencia del último plan estratégico demuestra que nuestro gobierno está más que comprometido con el I+D+I, es decir con la innovación, con el desarrollo y con la investigación, de este territorio que siempre ha contado con el interés personal y presupuestario de nuestro gobierno. Para ello basta echar un vistazo a las veces que en el Boletín Oficial del Estado, el BOE, ha recogido en sus páginas los mil y un proyectos en marcha que estamos impulsando, animando, y estimulando para que el desarrollo y la dinamización sostenible esté en plena armonía con la idiosincrasia de los vecinos, con su acervo y rancia, recia y profunda raigambre a la tierra que les vio nacer y que atesora uno de los últimos rincones vírgenes del ámbito nacional. Una zona que todavía no ha sido mancillada por la soberbia de las autovías de nueva generación y la prepotencia de rápidos ferrocarriles que les roba, con esa celeridad, a los pasajeros la posibilidad de detenerse en los paisajes de estos riscos, de estas gargantas, de estos inmensos bosques donde aún aúlla el lobo y dan sombras las alas de buitres y águilas a miles de mamíferos únicos, exclusivos de estos pueblos que ofrecen un oasis de tranquilidad y calma a todos aquellos que viven inmersos en el estrés del teléfono fijo y móvil, que viven pegados a Internet o no son capaces de despegarse de la televisión vía satélite.
Amigos, aquí estoy hoy para reiterar nuestro más hondo compromiso y esfuerzo para desarrollar todas las potencialidades; endógenas y exógenas; de estas landas que son un santo y seña, que forman parte de la bandera, del atractivo que ejercen sobre los extranjeros que se quedan absortos mirando abisales barrancos, se hielan con las límpidas aguas repletas de truchas irisadas y disfrutan de unos de los últimos reductos que será capaz de fijar sus habitantes gracias a la pujante industria de la fabricación de colonias con hierbas aromáticas y el destilaje de espiritosos anises que gotean directamente desde el corazón de la montaña.
Aquí estamos hoy amigos para advertiros de los cantos de sirena que a veces traen los vientos de un desarrollo esquinado que quiere acabar con vuestra paz idílica. Que enseñan cebos con falsos profetas tecnológicos intentando llevar a la ruina lo que tanto le costo a la naturalaza mantener. Es necesario tomar decisiones, ser valientes y es necesario que ahora nos arroguemos la responsabilidad de mantener esta riqueza para los que están por venir, aunque eso nos cueste algún sacrificio.
Por que, aquí tenéis la perspectiva que da otro ritmo de vida. Vida que aquí registra récords de longevidad, por no decir que desde que se desmanteló el tren nadie se tira a las vías, salvo para echarse una siesta u oír crecer la hierba, endémica, de esto parajes.

Comentarios

Javier López ha dicho que…
Con un cambio climático en ciernes y se te ocurre ironizar sobre el escaso impacto ambiental de las obras públicas en el paraiso interior. Deberías de saber que lo hacen por nuestro bien. Si no invierten en el AVE es para que mantengamos nuestro lento tren de vida. Tan natural, tan apacible, tan bovino.

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…