Ir al contenido principal

EL ETERNO PUENTE




Hoy es uno de esos lunes raros. Un lunes que se ha levantado con cara de sábado. Con los ojos legañosos y de puente. Una jornada que es continuación y antesala de un martes que amanecerá con el rostro del domingo. Es puente festivo. No ha laicidades que valgan a la hora de feriar. Viva la Inmaculada o lo que tenga que vivir para poder tocar pelo en la playa. Insignes republicanos llenaron mochilas y valijas de camisetas y calzones cortos para festejar la Constitución que entronizó al monarca. Un puente es un puente y a los demás, en estos días de asueto, que se los lleve la corriente como en el juego de la oca. Tiro porque me toca y a otra copa que mañana no hay que madrugar. Un puente largo, que se hará muy corto, para quienes vacían domicilios y llenan bares, hoteles y pensiones. Un puente eterno, sin embargo, para los que tienen amarilla la cartilla del paro. Para los que siguen haciendo cola en las estadísticas que se escupen a la cara los candidatos, campaña sobre campaña, parapetados en los atriles de los mítines. Decenas de miles de personas que están de puente obligado desde hace años. Son los nombres que nadie pronuncia. Son las personas que dan sentido a los porcentajes que cada mes discuten los tertulianos. Son decenas de miles de personas que sufren esa gran broma de las tres de la tarde cuando les enseñan paseos marítimos llenos de gente ligera de ropa. Comedores repletos de orondos comensales cantando las excelencias gastronómicas de las regiones de España. Son decenas de miles de personas que se ríen con amargura cuando hacen esquipe con su hija que está de niñera en Irlanda y se acuerdan de lo de la movilidad internacional. Son decenas de miles de personas que madrugan para llenar la plaza del pueblo y ver pasar otro día con cara de nada mientras empapelan los muros con las promesas de siempre. Son decenas de miles de personas que apenas llegan a final de mes y no pueden usar la segunda fase del brasero eléctrico. Son decenas de miles de personas que cuelgan del puente de la incompetencia a la espera de una solución que sólo parece estar fuera del paraíso. Son decenas de miles  de personas que forman parte del interior de este paisaje. Son decenas de miles de personas que se asombran de cómo las ciudades se vacían y llenan con el éxodo de los vacacionantes. Que no entienden como en sus pueblos los que salen nunca vuelven. Páramos inundados por las aguas de viejos pantanos. Decenas de miles de personas que no tienen puente para cruzar al otro lado. A la orilla de la esperanza. La tranquilidad y la dignidad de ganarse la vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PROVINCIDIO

El concepto de la España vacía engloba a lo que ocurre en esta provincia secularmente. Jaén forma partede la España eludida o evitada y basta demostrarlo enseñando los mapas que cartografían la sesgada geografía inversora de los últimos decenios. A poco que uno se asome a la barandilla que deja ver los pogüerpoints de lo modernos agrimensores se da cuenta como nos eluden las vías del tren. Que la capilaridad de los raíles riega otros territorios. Lo mismo pasa con las carreteras o los caminos que sólo pasan por aquí y de los de aquí. Somos como la clavícula para la aorta: un pequeño inconveniente para conectar las partes que les importan. Cómo muestra ese botón absurdo en la chaqueta de los responsables que tomaron la decisión de que un tren parara en Linares-Baeza y en la que no podrían bajar ni subir pasajeros, sólo se permitiría el cambio de conductor del convoy que unirá Madrid con Granada. Para mear y no echar gota. Otras de esas bofetadas que tan a menudo nos cruzan la cara y qu…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…