Ir al contenido principal

DESARTES




Chapuzas de cocodrilo. Para una vez que un proyecto gustaba a casi todos van y lo joden. Se la han vuelto a jugar a esta ciudad tan dada a discutir sobre la altura de las grebas de los aqueos o sobre el grado de concavidad de sus barcos. Los siervos de la gleba aplauden el debate de sus señores mientras que las defensas caen. Al polo jaenero lo van a desmarcar. Van a dejarlo en niki de marca blanca. Jersey de mercadillo. Ropa de hacendado. El lagarto hay que quitarlo. El Lacoste no pudo ser porque siguen empeñándose en que el poder es tener razón cuando es la razón lo que te lo da. Contrataron a dos de los mejores del mundo y se marcaron una obra de pintura, varillas, hierros y piedras que se convirtió en una referencia del arte urbano. Ríos y Belin, tan cotizados por otros pagos, asisten estupefactos a la orden judicial que le da matarile a su criatura. Saurio que anidó, a pesar de las advertencias, pleitos, y quejas, en un lugar que no era el suyo. Pero a lo hecho pecho y el que venga atrás que lo arregle, que es lo que dicen que se lee en el umbral de la puerta de acceso a los despachos de los que rigen la cosa pública. A buenas horas llegan a cortar las patas verdes del cocodrilo del área norte. Volvemos a ser noticia por extravagancias y vagancias extremas. Los autores ya han dado algunas soluciones para el traslado y recolocación de la bestia en otro lugar no salpicado por querellas y demandas. Se trata de una obra de arte que no tiene que ser puerta, pared o muro para frenar el entendimiento. El que metió la zarpa en la ciénaga ajena que asuma su responsabilidad y que no perdamos algo que ya es patrimonio de todos porque del patrimonio de todos salió el dinero para pagar a los artistas y del patrimonio de todos saldrá el dinero que tendrá que indemnizar al propietario perjudicado. En Jaén aún se sigue buscando a quien tiró a la basura la escultura del amigo David Padilla, a quien taló el árbol metálico de la calle Castilla o a quien le cortó los huevos al guerrero ibero.


Comentarios

Entradas populares de este blog

PROVINCIDIO

El concepto de la España vacía engloba a lo que ocurre en esta provincia secularmente. Jaén forma partede la España eludida o evitada y basta demostrarlo enseñando los mapas que cartografían la sesgada geografía inversora de los últimos decenios. A poco que uno se asome a la barandilla que deja ver los pogüerpoints de lo modernos agrimensores se da cuenta como nos eluden las vías del tren. Que la capilaridad de los raíles riega otros territorios. Lo mismo pasa con las carreteras o los caminos que sólo pasan por aquí y de los de aquí. Somos como la clavícula para la aorta: un pequeño inconveniente para conectar las partes que les importan. Cómo muestra ese botón absurdo en la chaqueta de los responsables que tomaron la decisión de que un tren parara en Linares-Baeza y en la que no podrían bajar ni subir pasajeros, sólo se permitiría el cambio de conductor del convoy que unirá Madrid con Granada. Para mear y no echar gota. Otras de esas bofetadas que tan a menudo nos cruzan la cara y qu…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…