Ir al contenido principal

EXTIMIDAD



De puertas para adentro nos va quedando poco. Los armarios los fuimos vaciando de esqueletos que ahora blanquean sus huesos al sol del feisbuc. Lo íntimo está extinto. Lo íntimo es ya éxtimo. Los que aún guardan parcelas propias al resguardo del panóptico son rara avis. Tipos antidiluvianos. Fósiles digitales. Gente sin lain y sin güasap. Basta con pararse a observar, mientras pasea por la calle, a la multitud que camina absorta mirando el móvil. Sus pulgares han mutado, son más cuadrados, se han especializado en el manejo de las pantallas táctiles y de los teclados cuerti de los smarfones.
Dos chicas pasan por mi lado y las oigo decir
— sí tía fue muy fuerte. Te lo tengo que contar con pelos y señales.
—¿el qué tía?
— lo de la Miriam … que le hizo la cobra al David
—en cuanto llegue a casa te llamo y te lo cuento
Más adelante un señor serio y de corbata con doble nudo windsor se agarra la oreja y habla a un cablecillo que le cuelga de la solapa del emidiotuchi:
—se lo dije el supervisor que esa operación era un truñardo
—…
—a mi eso me la suda yo cobrando mi rapel que les den. Te mando un correo con la factura.
 
Un joven sube por el Paseo de la Estación con su coche tuneado y del interior del vehículo salen pequeños terremotos con forma de canción. El ritmo del trance y el jarcor a toda pastilla firmando un graffiti aéreo. Música compartida a golpes y de manera obligatoria por un joven que maneja un aipad haciéndose un selfie frente a un escaparate en el que, una enorme imagen de una muchacha desnuda, comparte sus secretos epidérmicos con los usuarios de los autobuses urbanos y los peatones que hablan por sus móviles:
—¡dile a mama que ya voy!
—¡y pá esa chominá gastas teléfono! me hubieras mandado un mensaje
—¡te dejo que me quedo sin megas!
—vale a las siete te recojo en tu casa
—¡ese es más malo que pegarle a un padre!
—¡ya se lo dije, si quiere una parte de la finca que cuide a la tita!
 
Y todo esto en apenas unos metros de calle. La gente ya no se guarda nada para sí. Ahora tenemos contactos éxtimos. La intimidad ha muerto como han muertos las conversaciones sobre el clima en los ascensores. Ya nadie habla del frío que hace mientras subes al cuarto. Se consulta la blackberry o se envían mensajes con una extraña iconografía: «ponte que subo» «estoy en el ascensor con un tío muy raro que habla sobre si va a llover mañana» «le hago una foto y la subo al instagrán a ver qué opinas». 
Sin cortinas y sin persianas la intimidad es un balcón que da a la calle 
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…