Ir al contenido principal

MI PRIMA, LA VIKINGA



Eso vas y se los cascas a mi prima la vikinga. A mi prima la del riesgo que me tiene descontrolado el euribor y acojonado al tío del ibex que no para de escribirme cartas a través de la caja de ahorros: “paga lo que debes gañán. No te das cuenta que esto se hunde”. Y una ¡mierda! (o como diría mi broquer de confianza a través de conferencia por el “esquipe”: ¡DAMNED BULLSHIT!) reflexiono ante el vacío que se abre a mis pies y en mi cuenta corriente que se ha vuelto extraordinariamente profunda. Como un agujero negro de esos que atinó a imaginar Jauquins desde su silla de ruedas atascada por la hiedra venenosa de unos brotes verdes que lo han dejado varado en el aro del paro haciendo bailar el julajop delante de esta patulea de derrochadores que se han gastado el manso, el bravo y hasta el prestigio del toro Ratón en sus cosas diciendo que eran para nosotros… y ya ves que las grúas y las apisonadoras y las traíllas se han parado en tantas y tantas AES Treintaydos que han alejado, aún más todavía de Jaén, el horizonte levantino.

Para colmo la agencia “mudis” me ha rebajado el reiting de mi capacidad de sorpresa asistiendo al harakiri en cámara lenta que se está haciendo el PSOE capitalino con la catana afilada de la lista electoral dejando al partido como a Bilbo Bolsón, disperso como poca mantequilla en demasiado pan en esta tierra mediada de aceite. El mismo óleo vital que lubrica el motor del alcalde de la capital que acelera como un Jambi por la autopista de Basora sabiendo que la exposición de la oposición pública es tan inexistente como los arsenales de armas de destrucción masiva de Sadam. Obstáculos plenarios que están tan parados como el tranvía hipnotizado por el orín que va cubriendo las catenarias en las que cuelgan las camisetas los indignados de Primayor a los que han frito a multas por no cumplir la norma o no tener perro ni flauta ni discos de Macaco.

El veranillo de San Miguel, el “indian summer” que dice mi “personal shopper”, crea el espejismo de una normalidad que ya no existe. Esto se hunde mientras la orquesta del Titanic toca el chiringuito del maestro Georgie Dann y las facturas se amontonan en los botes salvavidas poniéndome en riesgo a mi prima la vikinga de Dusseldorf que me prometieron que iba a colocarme a la niña que está terminando un master, especialidad en landers, que todavía le debo a la caja, sin fondo y ya sin mis fondos, de ahorros

Comentarios

Bailén Informativo ha dicho que…
Muy bueno Antonio. Eres un crack -porque te rompes como el cristal-. Nos vemos en Zocueca
Antonio Agudo ha dicho que…
See you later monster

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…