Ir al contenido principal

TAUROLANDISMO


Anda la peña, obviamente ninguna taurina, revuelta en la plaza intentando que se prohíban, corriendo, las corridas de toros que dicen son atávicas costumbres que sacan lo peor de los humanos en su relación con los animales. Aunque esa percepción es cambiante dependiendo de la comunidad autónoma que uno visite que no hay país como España para visitar el extranjero sin salir de las fronteras.
Taurinos y antitaurinos andan al quite y mirando al tendido para llevarse el asunto a su terreno sin que el respetable tire de almohadilla para expresar su contrariedad por la faena.

Sin embargo a un servidor que no le gustan los toros y que jamás ha visto una corrida le llama la atención que nadie haya tenido en cuenta que gracias a la Fiesta Nacional buena parte la provincia aún mantiene grandes espacios de bosque mediterráneo en los que se cría el ganado bravo y junto con él se mantiene un ecosistema único con su flora y su fauna que de no ser por las ganaderías de reses para lidia hace mucho que se hubieran roturado.

Y es que críar toros es rentable y lo es gracias a la Fiesta y a los miles de festejos populares en los que intervienen los astados. Sin matadores de toros, seguro que la Junta estaría abanderando un programa de protección del toro salvaje para impedir que se extinguiera como ya lo hizo el lince ibérico o el landismo de las playas españolas.

Comentarios

Armenteros ha dicho que…
Manido argumento el de que gracias a la diversión con la tortura y muerte de un animal en una plaza se conserva la especie y el espacio en el que vive. Aún reconociendo que el capital que emana de las corridas puede haber contribuido a que se conserve, soy de los que piensan que el fin, la conservación, no justifica los medios, su maltrato y muerte.
Carlos ha dicho que…
Antonio, está bien debatir sobre las corridas de toros, pero por qué será que sólo se debate sobre corridas de toros y a la par, se "blindan" fiestas y festejos donde los protagonistas son animales y no precisamente para llevarlos en procesión ¿o sí?. Un abrazo.
LuisM ha dicho que…
Me acuerdo de un debate antitaurinos frente a pro taurinos en el que Celia Villalobos los dejó a todos sin palabras. Les dijo algo asi como que o eran vegetarianos o unos hipócritas. No pudieron responderle. Llevaba razón la diputada por Málaga cuando argumentó que la única solidaridad que tienen los anti taurinos con el dolor del toro es por el hecho de que se ve, no porque sean gente que aprecia a los animales. Al rico foi que le cuesta una vida de tortura a un pato cebado nadie le hace ascos, porque no lo ven. Ni a la ternera, ni a un buen lechal...

El tema de la ley en Cataluña es distinto, aquí no es que sean antitaurinos, es el afán por diferenciarse. Si no existiera el catalán, la lengua, apostarían por el moldavo. La única finalidad es el diferenciarse, les encanta, aunque estas cosas luego las paguemos todos.

un saludo

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…