Ir al contenido principal

ALBAÑILES


Amigos cuídense muy y mucho si con la llegada del buen tiempo se animan a cambiar por fin la taza del water que amarillea por el mucho uso y por los muchos años. O quizás quieran terminar con el concierto de las baldosas sueltas cada vez que a uno le da ganas de levantarse a beber agua de madrugada tras haber visitado al inodoro, que hace tiempo que perdió el “in” y se ganó el plus de “odoro”.

Y les digo que se guarden de hacer una “obra” en casa porque albañiles hay muchos y más están en la lista del paro. Es muy fácil contratar a una cuadrilla para hacer un hotel en primera línea de playa, sobran peones y ofíciales para levantar un complejo de chalés en la sierra… pero no hay cojones a encontrar a un chapuzas que te arregle lo del váter y lo de los azulejos.

Y eso que siempre hay un cuñado que conoce a un tipo formal que es un primor de la llana y la talocha. “Que en un par de domingos te arregla lo del piso y es más limpio que los chorros del oro y más barato que mirar escaparates”.
Y le haces caso a tu cuñado, que para eso es el hermano de tu churri y ya sabes como las gasta si no le haces caso a la familia: que te pone los zapatos de hormigón y te hunde en el sofá por secula seculurum y la cuaresma llega antes de tiempo.

Así que te armas de valor y paciencia y tras llamar al Manolo, que así se llama el chapas, te dice que irá un día de estos y que vayas comprando los materiales: unos “yanomeacuerdo” y tantos metros de azulejo de repelo, que las baldosas buenas son iguales pero cuestan un riñón, 20 sacos de pegolán, 3 de cemento y un camioncillo de arena… que todo lo dejen en el descansillo de la escalera que en un par de días lo apaña y que por el precio no te preocupes, que mas se perdió en la guerra.

Así que cuando en la arena está creciendo un falso plátano que sirve para dar sombra al portero del bloque mientras saca los cubanitos al contenedor se me presenta el Manolo dándome un abrazo y diciendo: “es que e estao mu liao pero lo del bater te lo arreglo en un plis plas y añade que son 3.000 del ala más otros 3.000 por desgaste de herramienta” y eso que lo único que ha traído es un lápiz en la oreja y se me deja caer en la nevera para ver si tengo un biscúter que eso de levantar azulejos con el estomago vacío no es bueno “pa” nadie y mucho menos para el, y que si de paso le corto un par de chustas de jamón…

Así que ya han pasado varios meses, el falso plátano lo han tenido que podar tres veces, el in sigue más “in” que nunca y el odoro es ya es el perfume corporativo de la familia, las baldosas siguen sueltas, pero yo me hecho muy amigo, íntimo del Manolo que sigue apoyado en la nevera y me acaba de invitar a la comunión de su Borja… por cierto que a ver si le adelanto algo de los 3.000 euros que ha elegido cubiertos con langostinos para los mayores que con la edad que tenemos no es plan poner escalopes con patatas fritas..

Comentarios

Manolo P.Perálvarez ha dicho que…
Se me ocurre solo una cosa: el 20 y tanto por ciento de la riqueza del estado es dinero negro, así que adelantale 1000 euros a Manolo, que no te hará factura, para que se los adelante al del restaurante, que tampoco le hará a él. Y mientras tanto, ármate de paciencia, total pa cuatro días que vamos a estar aquí mejor es familiarizarse con el soniquete de la baldosa suelta, la filtración del tejado y el ambientador del vater.
AguLuna ha dicho que…
Esas obras me suenan y el Manolo se hará de la familia, seguro, y te invitara al banquete y tendrás que darle el sobre-regalo para el niño, total, que el evento lo pagas tu y encima tu casa seguirá con el "odor" y la música baldoseril.

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…