Ir al contenido principal

COSAS QUE JAMÁS DEBERÍAN REGALARTE

La unión entre dos personas que se quieren es algo hermoso que el amor reviste de belleza y que la familia y los amigos se encargan de desvirtuar tirando de tarjeta de crédito y monedero para llenar el nidito de amor de los contrayentes de objetos que van más allá de la ética y que por supuesto rompen con cualquier canon de la estética en busca de la cima del mal gusto.


Así que "vamos por partes" que hubiera dicho Jack el destripador y "poco a poco" que le hubiera respondido Aníbal Lecter.
Así que seamos sinceros y reconozcamos que en las bodas se regalan cosas muy feas y que lo único que valen es para estropear la decoración al pisito de los contrayentes.
A ver que alguien me cuente si ha sido capaz de sacar la mantelería bordada en portugués que nos regalo tía Enriqueta y que hacía juego con el frutero de bakelita en tono pastel en el que ni las moscas se paraban. Por no hablar de los dos candelabros de brazo doble en bronce que aún siguen en la caja llorando que no se disfrute su estilo rococó junto con la muñeca con boina y cornetín que él le trajo de cuando hizo la mili en Cerro Muriano.


Y que me dicen del dilema al que se ven sometidos los recién casados con el reloj de cuco de la selva negra que les acaban de regalar. Lo colgamos o nos colgamos de sus piñas piensan los contrayentes. Que no salen de su asombro cuando Eufemia, la vecina de la esquina de la calle les hace entrega de la colección completa de las bailarinas de Dégas en relieve y en marco ovalado para el pasillo que son un primor. Y que, además, la sobrina chica que es un hacha con los pinceles ha pergeñado un bonito óleo para el cuarto de estar. Se titula payaso con arlequín.


Tampoco hay que olvidarse. Siempre hay alguien que se acuerda de regalarla. De la casita en madera de pino para guardar las llaves. Para que esté todo ordenado y no encima del taquillón que luego se estropea la madera con los llaveros. Además, dice tu primo Juan: “que bonito. Una casa para guardar las llaves que abren tú casa. Que gran paradigma y fíjate también te he traído un barómetro. Con su fraile del tiempo que señala cuando hará bueno o malo. Lo puedes poner junto con el plato que te traje de Torrevieja: recuerdo del mesón Gabino”.
Y ahí es ya cuando te sientes como la novia en Kill Bill echando mano de la espada antes de que sea demasiado tarde.

Pero esto no es todo. No hay que dejar de señalar al florero rinconero con un montón palitroques pintados de colores que cada vez que lo miras se te meten en los ojos. Esa sopera de loza, con seis platos hondos, seis platos llanos y 2 ensaladeras a juego, que te regaló tu cuñada ( la muy…) y que se ha convertido en el almacén de los tornillos que se le caen al carrito auxiliar para las bebidas que tú madre se empeñó a comprar al grito: es que esto queda muy fino.


Para otro día buscaremos una respuesta lógica a los motivos que tuvo tu jefe para regalarte un perro de cerámica a tamaño natural. Además te llamó por teléfono para darte la oportunidad de elegir raza. “Peláez, a usted que le gusta más el Gran Danés, el Bóxer o el Dálmata”.
Por no hablar de la docena de copas de champaña en cristal tintado en alegres colores y los 101 marcos de plata que te dieron en una caja en la que escrito con un rotulador Carioca se podía leer “ya tendrás tiempo para llenarlos con las fotos de los nietos”.

Comentarios

Francis J Cano ha dicho que…
Si si pero y los regalos que te hacen los novios, porque antes por lo menos te daban un purito, pero desde que no se puede fumar...
Puedes hacer otro ranking con lo "detalles" para los invitados.
lojeda ha dicho que…
Esto tiene mejor pinta, Antonio. Me gusta.
Me reí el otro día un montón escuchando en el Estamos en al aire lo de los regalos que nunca te deberían hacer.
Lastima que hayáis acabado el programa, pero estaré esperando para el año que viene.
Un saludo
Antonio Agudo ha dicho que…
Me apunto lo de los "detallitos" para inluirlo en el blog. UN saludo Francis

Lourdes me alegra de que ya lo puedas visualizar mejor. Un abrazo
belen ha dicho que…
hola guapisisisismos y guapisimas,
por si no lo sabeis, aquí la menda lerenda, pasará por la vicaría el próximo 4 de octubre.
lo digo por si queréis acercaros a churretear por la plaza de san bartolomé a las 12 de la mañana. Habrá tela que cortar... entre músicos con los pitos más gordos de toda la instrumentación, y pamelas, agricultores, agricultoras... se va ha liar un gazpacho que pa qué.
Me he sentido especialmente aludida por este artículo de mi agudico. no os podéis imaginar la de cosas que me están pasando dignas de publicarse al menos en este blog.
tengo un artículo escrito. si quieres, agudín, me lo dices y lo publicamos como hicimos la otra vez.
muchos besos y... a ver si nos pudiéramos tomar algunas cervezas alguna vez en la vida!!!!!!
Antonio Agudo ha dicho que…
Eso está hecho "Belenssica" me lo pasas a mi correo.

Por cierto estoy recopilando los regalos que los novios hacen a sus invitados. Se titulará "La Venganza se sirve con ternera mechada"

Saludillos.
belen ha dicho que…
siento no poder ayudarte en esta temática, pues mis regalos se restringen a una sorpresita para que la coja quien quiera, tabaco especial (eso si, sin etiqueta con dos alianzas entrecruzadas.
mi boda va a tener un juergón impresionante, pero carecerá de esas típicas imágenes para el recuerdo como partir la tarta con el sable, o brindar a la entrada con champán.
por lo que se ve, ese día todo el mundo quiere darme sorpresas. así es que ya tengo bastante con tener el estómago en punta para ver por donde van saliendo. vamos, ni el UN, DOS, TRES en sus mejores tiempos. y ahí estarmos mi manu y yo, como los concursantes y nuestros amigos haciendo de maira.
saludos desde el Paseo de la Castellana.
Lucas ha dicho que…
Agudo ha esta pareja solo le falta el toro y la muñeca con traje de faralaes encima de la tele.

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…