Ir al contenido principal

NO LO JODAN


Algo ya no funciona en el mecanismo de representación de los ciudadanos. Los viejos caminos conducen a ninguna parte. Están cortados por las avenidas de las intransigencias y los desprendimientos de las laderas de los fundamentalismos. Las antiguas veredas se han llenado de acólitos y ciegos feligreses que no tienen otro objetivo que echar a los adversarios de la vereda que ha dejado de conectar un pueblo con otro. Se han arrogado el derecho de paso por la carretera de la razón y así han ido cercando, vallando, amurallando lindes y prados con el mortero del pensamiento único amasado con la cal y la arena de los sentimientos más viscerales. ¡Seguidnos y echaremos a los otros de los caminos del pueblo! Gritan desde una  cuneta y le responden desde la de enfrente ¡Seguidnos y echaremos a los otros del camino del pueblo!
Se eternizan en la discusión mientras la maleza y la lluvia desmenuzan las calzadas que antaño servían para ir de un sitio a otro progresando y mejorando las condiciones de los que las transitaban, haciendo sus vidas.
Las mujeres, el otro día, sorprendieron a los grupos oficiales y oficiosos de la feminidad llenando de color morado las calles pidiendo una atención real y autentica preocupación por sus problemas. Las mujeres exigieron mayor compromiso para con más de la mitad de los ciudadanos. Un compromiso que debe estar  por encima de soflamas y frases de argumentarlo y laboratorio. Lo propio hicieron los pensionistas, hartos de que los tomen por el pito de un sereno o moneda de cambio. Los pensionistas sorprendieron a esos que ponen pecho palomo y cada domingo enhebran frases, más o menos ingeniosas, con chascarrillos que huelen y saben a viejas formas y tomaron sus plazas y calles para reclamar que se pongan a trabajar aquellos que dicen que velan por ellos mientras les desnudan la paga a cada año que pasa. En Jaén sin ir más lejos se crean plataformas y movimientos ciudadanos, mientras que los gerifaltes de los que se adueñaron de las veredas públicas, quieren tapar el sol con un dedo y desprestigian y ningunean a los que forman parte de esta ola de descontento y desengaño que se acerca a las playas de las elecciones. En Linares casi 40.000 personas se echaron a la calle pidiendo más atención y recibieron justo lo contrario. Tampoco se puede despachar, cada mes, a miles de desempleados con un lacónico comunicado de prensa culpando a los demás de lo malo que está ocurriendo. El toro que mató a Manolete ya no tiene lomos para tanta banderilla.
Así que en lugar de ponerse a solventar problemas siguen enredados en oscuras conspiraciones palaciegas. Intrigando sobre si se pone a uno se quita a la otra o nos interesa más el de más allá para contrarrestar al de más acá. Siguen muriendo de éxito y negando la realidad. Aseguran que llueve cuando la realidad les mea encima con hechos irrefutables que protagoniza una ciudadanía descontenta que deambula fuera de las autovías oficiales, harta de pagar peajes y derechos de paso. Multitudes que vagan campo y bosque a través buscando el rumbo perdido. Puede que cayendo en manos de indeseables que abran rutas largo tiempo cerradas que únicamente llevan a pozos de sufrimiento y dolor.
No señores. No se puede tener cómo único punto en el programa electoral echar al adversario. Hay que ofrecer esperanza y trabajo para apuntalar la libertad antes de que nos la roben sin darnos cuenta. Por favor, no acaben jodiéndolo todo otra vez

Comentarios

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…