Ir al contenido principal

AGUAS DE JAÉN


La gente peregrina hasta la pared del pantano del Guadalén para asistir al espectáculo que ofrece la fuerza del agua liberada por el ingenio de válvulas y compuertas. Una neblina húmeda y antigua se eleva hasta el pretil sobre el que se asoman las cabezas de las gentes tan poco acostumbradas a la generosidad de las lluvias. Hay un olor mineral y profundo. De maderas y limos conservados en las lodosas profundidades que ahora salen a la luz en una cascada horizontal. Una carcajada liquida en la que se desahoga y desagüa la pétrea pared y que sirve de marco a fotografías y vídeos que compiten en el mercadeo audiovisual. Rebrote y renacimiento de manantiales, fuentes y torrentes en el, tradicionalmente, reseco paisaje. Aguas arriba del embalse, en el remansado río que le da nombre, algunos árboles muertos hace lustros sirven de aislada percha a despistados cormoranes que dan buena cuanta de los peces que, aún más despistados que las enormes aves ante la súbita crecida de las aguas, se solean cerca de la superficie donde se convierten en pesca fácil. Aves y humanos que suelen rodnar con sus picos y sus cañas por las aguas guadalenitas
No muy lejos de este lugar el primo Guarrizas se pone bronco, de color rojo y ocre como las tierras que lo encauzan, en el Piélago antes de volverse loco y dejarse caer por los riscos de Aldeaquemada. La Cimbarra y sus Cimbarrillos desmelenados barranca abajo para asombro de propios y extraños que pasean por el arroyo Martín Pérez antes de que contraiga mojados esponsales con el Guarrizas, ya estas alturas de su vida, ahíto de vértigos. La Jaén lacustre y fluvial sorprende a poco que las borrascas se dejen caer valle arriba hasta toparse, por ejemplo, con el Guadalimar que se remansa en el lago artificial más grande de Jaén con permiso del patriarca serrano de El Tranco. El Giribaile. Un embalse vigilado por un poblado de diseño atlántido y de épico nombre,  Miraelrio. Cerca en los riscos de enfrente aún quedan en pie algunas cuevas de antiguo origen, la mayoría se hundieron sin remisión ante el peso del olvido y el paso del tiempo. Aún se sostiene una escalera tallada en piedra que sube hasta la meseta rocosa que atesora un subsuelo rico en yacimientos arqueológicos. Rocoso firme que se va aguzando hasta terminar en una proa con forma de castillo desde cuyas almenas se divisan las rojas lomas de Vilches o Arquillos y en años de sequía emerge el orgulloso puente de Ariza, sillares firmados por Vandelvira, para recordarles a los que mandan que siguen sin cumplir sus promesas de rescatar las históricas piedras y reubicarles en un lugar menos amenazado por las ovas y que deje de ser guarida de lucios, escondite de carpas y fuente de leyendas sobre ahogados y zona de juegos de ondinas y otras criaturas elementales.
Jaén de meandros y gaviotas en el Guadalbullón. Jaén de pozas y corrientes primarias. Jaén emergido con la belleza de la lluvia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…