Ir al contenido principal

RECREÁNDOSE




Durante todo este pasado fin de semana se recreó en Bailén la victoria del ejército español sobre las tropas de Napoleón allá por el año 1808. Hubo todo un programa de actividades que culminaron en la mañana del domingo con la escenificación del famoso cuadro de Casado de Alisal: la Rendición de Bailén, cuadro en el que el «Rayo del Norte», apodo del General Dupont firmaba las capitulaciones después de ser derrotado.  Fue en ese momento cuando unos paisanos cachondos que había entre el númeroso públcio que asistió a la histórica efemnerides, tuvieron esta conversación:
—Mira, si parece que están recreando la colocación de la primera piedra de la Bailén-Albacete
— Pues casi podrían ser los mismos. ¡Quítales los sables y ponles unas corbatas y ya está!
Y se fueron a tomarse unas cañas que el lorenzo apretaba y el olor a pólvora y el polvillo bermejo levantado por las milicias te picaba la garganta. Carraspeando camino a la taberna seguían con sus cosas:
—Es como lo del tranvía de Jaén. Eso sí que tiene una recreación. Menuda batalla.
—Más se están recreando en la autovía del olivar. Desde que yo era chico andan de obras… peleándose con los dineros.
 Y yo que les oí, dejado caer en mi poyete, me deje deslizar  por el tobogán de la elucubración y pensé que si las cosas siguen a este ritmo en la provincia de Jaén las recreaciones históricas bien podrían parecerse mucho a las que dejaron caer los dos cachazudos espectadores que ligaron, con agilidad y brillantez, lo lenta que va la historia en la provincia y lo rápido que las cosas pasaban antes en época de invasiones, guerras y liderazgos.
El otro día pasó por aquí Mariano Rajoy para estirar el asfalto de la A-32 unos 11 kilómetros. La primera piedra de esta carretera se colocó en 1996 y aún no hemos pasado de Úbeda. Qué lejos queda Albacete. A este ritmo seremos todos como la pareja de la copla del Payo Juan Manuel: en mitad del camino va y se la mete… la mano en el bolsillo y saca un billete, saca un billete.
No es mejor la melodía que suena por la autovía del olivar. Las máquinas aún no han podido unir, por falta de combustible presupuestario, a Úbeda con Jaén, que más parece tan lejana como la mítica Samarkanda. Apenas se quedaron en Martos y eso que el nuevo gerifalte de la fomentación pública andaluza, Felipe López, estiró los carriles hace poco en otros 13 kilómetros. Si anda mejor la otra ruta de la seda, la de las suavidades y aterciopelos en tiempos de listas y precampaña. Ya hay empujones para hacerse los encontradizos y los selfis con los líderes a pie de asfalto. Ya no hace falta que venga Casado de Alisal con sus pinceles a esperar a Castaños para inmortalizar el momento. Ahora basta con un móvil

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…

LEJANÍAS

El 10 de agosto de 1881 llegaba a la ciudad de Jaén el primer tren. Han pasado 135 años y las cosas parece, que ferroviariamente, no han ido a mejor. El viejo caballo de hierro no encuentra pastos en los que sobrevivir entre los bosques olivareros. Se muere y oxida entre la espesura montuna de tantas promesas olvidadas. En la jota de Jaén ya no cabe la ce de cercanías. Apenas la eme de la memoria da para engrasar los últimos raíles, que mohosos y rojos de orín, se hunden en la ciénaga de las mentiras que empantanan el paisaje. El que fuera vecino de estas páginas, el inolvidable Vicente Oya, ya describía allá por 2007 en este diario la difícil relación del tren con Jaén. Una rima que chirría desde hace décadas. «La llegada del tren a Jaén sirvió para consagrar la voluntad de la ciudad por ganar la llanura hacia el norte. Pero el tren no supuso para Jaén un hecho trascendente para su progreso. Otra cosa hubiera sido, por supuesto, que los grandes trenes pasaran por Jaén y no por Espelu…