Ir al contenido principal

MISTERIOS




Esta ciudad y esta provincia están cargadas de misterios. Cosas que pasan a diario sin que nadie haya sido capaz de encontrar, todavía, una explicación a estos asuntos que carecen de sentido o de lógica. Misterios que van más allá de las apariciones de las caras en algunos muros de Bélmez de la Moraleda. Sucedidos que superan en maravilla al tacto místico  y mágico de los pulpejos del Santo Manuel o a los curativos soplidos del Santo Custodio sobre el tabaco de liar. Arcanos e insondables asuntos, con los que Murakami sería capaz de hacer otros dos añadidos a 1Q84, y con los que nos topamos a diario. He aquí una lista de ellos:
.-Un parque, en mitad de la ciudad, al que todo el mundo rodea y da de lado en sus paseos. La Victoria siempre está sola en su agujero verde oscuro.
.-cuatro kilómetros de raíles a los que, misteriosamente, les están naciendo por esqueje o por olvido arbustos para tapar las vergüenzas que han dejado al aire.
.-Farolas que se encienden al amanecer y que, con un pequeño roce del céfiro, se dejan caer en la molicie y las revueltas de las circunvalaciones y rotondas. Luces a las que les da miedo la oscuridad y se apagan cuando cae la noche.
.-Fantasmales y moderno edificios, que sin ser terminados, ya disfrutan de espectro propio. Pasillos y sótanos, jamás habitados, que bullen de apariciones con casco de obra y corbata
.-Caminos sellados por entes sobrenaturales que viven en los cajones presupuestarios. Carreteras a ningún parte por las que circulan émulos de Lynch atropellando venados con sus motocultores I+D+I
.-Un inmenso bosque que no te deja ver los millones de árboles mientras el dinero se queda en otras faltriqueras que chorrean aceite como si fueran el pico ganchudo de la lechuza amiga de San Cristóbal.
.-Montes en los que se aparecen extrañas criaturas hablando extraña lenguas ante extraños artefactos. Caravanas de carteles y colorines con las promesas atadas a los parachoques de pavas último modelo
.-Solares vallados que son portales a otras dimensiones. Realidades alternativas en los que lo que parece no es y lo que sí es jamás llega a parecerlo.
.-Ciudades que viven a la espalda de sus montaña. Pueblos con la sombra más larga que la sierra en la que se duermen
.-Hechizos que son capaces, cuanto todo indicaba que ya era imposible, de empeorar el tráfico rodado en la ciudad.
.-Puentes de los que desahuciaron a los troles para no construir nada.
.-Burgomaestres eternos que sobreviven a sus pueblos y a sus paisanos.


Misterios en los que han naufragado los mejores expertos en estos oscuros asuntos, desde Shaggy y Scooby Doo a Jiménez del Oso, Iker Jiménez o Erich von Daninken. Asuntos de los que sólo se habla en susurros, cruzando los dedos y agarrando fuerte una higa por si acaso anda cerca el Padre Canillas armado con el cartón del paro

Comentarios

Entradas populares de este blog

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…

LEJANÍAS

El 10 de agosto de 1881 llegaba a la ciudad de Jaén el primer tren. Han pasado 135 años y las cosas parece, que ferroviariamente, no han ido a mejor. El viejo caballo de hierro no encuentra pastos en los que sobrevivir entre los bosques olivareros. Se muere y oxida entre la espesura montuna de tantas promesas olvidadas. En la jota de Jaén ya no cabe la ce de cercanías. Apenas la eme de la memoria da para engrasar los últimos raíles, que mohosos y rojos de orín, se hunden en la ciénaga de las mentiras que empantanan el paisaje. El que fuera vecino de estas páginas, el inolvidable Vicente Oya, ya describía allá por 2007 en este diario la difícil relación del tren con Jaén. Una rima que chirría desde hace décadas. «La llegada del tren a Jaén sirvió para consagrar la voluntad de la ciudad por ganar la llanura hacia el norte. Pero el tren no supuso para Jaén un hecho trascendente para su progreso. Otra cosa hubiera sido, por supuesto, que los grandes trenes pasaran por Jaén y no por Espelu…