Ir al contenido principal

APAGA NIÑO QUE VERÁS EL MES QUE VIENE

 
Vivimos acojonados por el cartero. El buzón nos mete el miedo en el cuerpo cada vez que mr. postman le deja caer dentro el sobre con la factura de la luz. Menudo calambre al abrirlo. Las chispas y los juramentos en arameo son directamente proporcionales, en tamaño y profundidad, con la descarga bimensual que nos arrean atados al poste de los pardillos. Son como los malos de Apocalipto. Le sacan el corazón al cerdito hucha para que la luz siga fluyendo en nuestras chozas. Que no haya eclipses en las cuentas de los resultados de sus corporaciones. Vivimos bajo el peso de la paradoja. Cada vez que encendemos la luz nos quedamos a oscuras en la cuenta corriente. Nos alumbramos por encimas de nuestras posibilidades. Parir se hace en secreto porque dar a luz se factura en hoja aparte. Ya hay restaurantes que te regalan la langosta termidor si el comensal abona el coste de la electricidad consumida para hervirla. Existen clubes ciclistas que pedalean en casa para generar energía suficiente para la pila del emepetres. Recientes estudios indican que es más caro recargar el nokia que establecer una conferencia con la niña que anda de Erasmus. A este paso nos volvemos todos topos. Ya nos acostamos a oscuras. También hemos vuelto a hacerlo con la luz apagada. No por pudor o recato si no por ahorro. Resulta que con el regomello que te da el tener la luz prendida, mientras estás en el asunto y dale que te pego, pues no te concentras, se te   la olla… mientras que te imaginas al Soria, en plan admonitorio, riñendo por el desperdicio de energía:
—¡pero hombre vaya derroche. Qué la bombilla es de 60 vatios! Con lo romántico que es hacerlo a tientas. Apague, apague… pero por mi no se pare, siga a lo suyo que yo no quiero molestar.
O se te aparece el ZP en forma de molinillo aerogenerador.
—probo contribuyente perdone que le diga, perro hay que hacer el amor de manera sostenible. Mientras están en el climas del ayuntamiento carnal bien podríamos aprovechar la energía sobrante y conectarla a las baterías de este contador de nubes. Eso si que es progresista…
…. y así no hay quien se centre y las relaciones conyugales se van apagando, extinguiendo como los halógenos que se pusieron de moda en las casas de los recién casados que con sus urgencias maritales hincharon la burbuja inmobiliaria.
—niño qué bien lucen estas bombillas— decía la suegra 
—es que son halógenos mama— decía la hija
—una casa de lustre tiene que estar bien iluminada— apuntaba la cuñada.
Eran buenos tiempos aquellos. Se fueron para siempre. Ahora hemos cambiado los halógenos por bombillitas de esas que venden los chinos. Son diodos y leds que dan una luz como de palmatoria o de mariposa de camposanto. Hay pasillos, que antes lucían como la calle principal de Las Vegas, que se han vuelto tan oscuros como columbarios. Ya lo dicen los clásicos: la lux es un lux. Es como el jabón de las estrellas. Sólo ellas se la pueden permitir. Poder cenar viendo si es pollo o pavo lo del bocata nos está prohibido a los ciudadanos de la tierra de la clase media. Somos jobits del kilovatio. Gastamos poco y pagamos mucho a la gente de Mordor que necesita de megas para seguir a lo suyo que casi nunca es lo nuestro. Si no me creen dejen de pagar un par de meses. En seguida llega el toque: o pagas o te cortamos. Como en Los Soprano.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PROVINCIDIO

El concepto de la España vacía engloba a lo que ocurre en esta provincia secularmente. Jaén forma partede la España eludida o evitada y basta demostrarlo enseñando los mapas que cartografían la sesgada geografía inversora de los últimos decenios. A poco que uno se asome a la barandilla que deja ver los pogüerpoints de lo modernos agrimensores se da cuenta como nos eluden las vías del tren. Que la capilaridad de los raíles riega otros territorios. Lo mismo pasa con las carreteras o los caminos que sólo pasan por aquí y de los de aquí. Somos como la clavícula para la aorta: un pequeño inconveniente para conectar las partes que les importan. Cómo muestra ese botón absurdo en la chaqueta de los responsables que tomaron la decisión de que un tren parara en Linares-Baeza y en la que no podrían bajar ni subir pasajeros, sólo se permitiría el cambio de conductor del convoy que unirá Madrid con Granada. Para mear y no echar gota. Otras de esas bofetadas que tan a menudo nos cruzan la cara y qu…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…