Ir al contenido principal

ROTONDAS


Cuenta mi colega Poveda, en estas páginas de Ideal, que a partir de hoy se van a vigilar, y de qué manera, las rotondas de la ciudad para que a la gente no se le vaya la olla y empiece a hacer pirulas con los coches y las motillos. Quieren evitar que se sigan tomando a choteo y por donde les salga de la palanca de cambios los carriles de entrada y salida de estas plazoletas. Una rotonda es una cosa muy seria y es también un invento francés que importamos con el fromage bleu, el rimmel o la malafollá parisina. Pero si hemos aceptado de buena gana que el queso tenga tonos de azur de puig, que la sombra de ojos sea un must en cada bolso y lo de encararnos a lo Eric Cantoná con los árbitros de la premiere league, no hemos conseguido ni sabido meter y sacar el coche de manera correcta por una rotonda. No nos entra en la cabeza. La rotonda nos suda el volante. Nos la tomamos a pitorreo. Nos la tomamos al tresillo, al bies, de chaflán, a su amor, de bisectriz o dibujando una recta secante. Con buena y con mala leche. Pero jamás la tomamos bien. Somos unos negados.
Es cierto y hay que asumirlo no tenemos ni repajolera idea de que cómo coño se circula por un rotonda de varios carriles. Nos liamos, nos enredamos y ha habido casos de gente que ha quedado atrapada en el vórtice circulatorio incapaces de salir de la infernal circunferencia. Condenados a dar vueltas y vueltas como un disco rayado siempre en el mismo surco. Así que ojo al parche y a los de meretérica que se van a poner quisquillosos y libreta en mano a dibujarnos la manera correcta de circular por las glorietas. Unos diagramas que, a buen seguro, irán acompañados de la correspondiente sanción por desconocimiento de los giros y tirabuzones legales para atravesar el dichoso invento.
Pero qué es una rotonda se preguntarán muchos de ustedes, pues una rotonda, también conocida como redondel, óvalo o glorieta, es una intersección de carreteras, avenidas o calles. Todas las vías que confluyen en la rotonda están comunicadas entre sí mediante un anillo: los vehículos, de este modo, deben circular alrededor de su centro. Es decir que una rotonda es como Jaén y su provincia. Una cosa redonda en la que desde hace décadas giran los mismos vehículos pilotados por las mismas personas sin saber por dónde ni como salir. Carriles circulares en los que giran eternamente los mismos asuntos y temas pendientes sin que nadie sepa sacarlos del tedio y el aburrimiento giratorio. Circunferencias estériles, vacías y yermas. Glorietas más próximas al infierno de lo inútil. Carriles que llevan siempre a la misma parte. Redondeles cuadriculados de egoísmo partidario y partidista. Aros de humo soplado por unas orugas fumadoras que nos adormecen con sus cuentos de nunca acabar.  Como diría el genial Chiquito: te lo juro por la glorieta de mi madre

Comentarios

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…