Ir al contenido principal

LA PROVINCIA MENGUANTE

 
A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones son una repetición de las campanadas de cada año. Seguimos a la espera de que nos visite algún joven Hans Castorp y escriba la gran novela del tiempo detenido entre olivares, serranías y hornos que doran magdalenas al estilo Proust. Hermoso sanatorio éste en el que los óleos alargan la vida y la lenta forma de llevarla a cabo. Montaña perdida de mágico tiempo que se enfrenta de nuevo al calendario con tantas cosas pendientes y aun por aprender. Jaén sigue a la espera de que alguien le escriba la gran novela. Alguien que la fije y le de esplendor cómo a la Vetusta de La Regenta o a La Muerta de Brujas. Pero esta ciudad y esta provincia siguen como el coronel de García Márquez, criando alcaravanes a la espera de que lleguen las cartas con las subvenciones. Las ayuditas y prebendas que animan el cotarro mesero y terrazil de casinos y mercantiles en los que los notables, sesudos y mesándose barbas y ajustándose las leontinas, discuten sobre las pintadas aparecidas en los muros monumentales, el tamaño, textura y número de las cagadas de los canes de compañía, lo lejos que les sigue quedando el mar y lo cortos que llevan los pantalones y lo largo que lucen faldas. La provincia, mohína y con escarcha en los bigotes se asoma al pretil del balcón 2017. La  niebla sigue cubriendo el valle de los wadis que bautizaron los infieles que aún llevan en el corazón campiñas y roquedos. Paisajes rotos por el ruido de máquinas y gentes que cosechan lo del año para seguir adelante con unas rentas que se encogen, empequeñecen y achican como el increíble caso de esta provincia menguante de gentes y de ilusiones que esta semana volverá a coger coches, trenes y autobuses para dejar la que fue su casa y su tierra, ahora tan encogida que ya no les deja sitio para seguir
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

PROVINCIDIO

El concepto de la España vacía engloba a lo que ocurre en esta provincia secularmente. Jaén forma partede la España eludida o evitada y basta demostrarlo enseñando los mapas que cartografían la sesgada geografía inversora de los últimos decenios. A poco que uno se asome a la barandilla que deja ver los pogüerpoints de lo modernos agrimensores se da cuenta como nos eluden las vías del tren. Que la capilaridad de los raíles riega otros territorios. Lo mismo pasa con las carreteras o los caminos que sólo pasan por aquí y de los de aquí. Somos como la clavícula para la aorta: un pequeño inconveniente para conectar las partes que les importan. Cómo muestra ese botón absurdo en la chaqueta de los responsables que tomaron la decisión de que un tren parara en Linares-Baeza y en la que no podrían bajar ni subir pasajeros, sólo se permitiría el cambio de conductor del convoy que unirá Madrid con Granada. Para mear y no echar gota. Otras de esas bofetadas que tan a menudo nos cruzan la cara y qu…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…