Ir al contenido principal

CONCIERTO EN LA TERRAZA



El otoño ha traído, además del alivio termométrico al valle guadalquivino, cierto aire a cambio y de fin de época. Es como en el recitado inicial del Señor de los Anillos en los que la reina elfa Galadriel musita, entre sorprendida y enfadada, que «el mundo ha cambiado, lo siento en la tierra, lo siento en el agua, lo siento en el aire». A muchos les parece que estos días son muy parecidos a aquellos en los que los Beatles se subieron a una azotea para cantar «don´t let me down» y hacer mutis por el foro con «get back». Los tiempos están cambiando a tenor de lo que está ocurriendo en el calmo y quieto lago jienense. Knock, knock in the heaven doors. Las aguas, durante décadas estancadas en el control total, se agitan con la caída de rocas en forma de detenciones, denuncias, grilletes, altos cargos imputados, declaraciones de concejales, contratos, amaños, presuntos, sospechas, acusaciones, defensas y una sensación; cada vez más sólida; de que esto ya no es aquel territorio en los que los autobuses tenían alas y los coros y danzas de la oficialidad cantaban «time ist on mi side». Es tiempo de cambio y no sería de extrañar que algún mediano, en estos momentos, vaya camino del monte del destino para destruir el círculo de poder que mantenía a raya a los del concilio que, ajenos, siguen a lo suyo como siempre. La policía, como los bobbys en el swinging lodinense miran hacia las terrazas para averiguar de dónde sale la música que ha venido a desafinar el horizonte de la realidad jienense y enredarlo en los corredores y vericuetos de los calabozos y los juzgados. La melodía de «I've Got a Feeling» flota en las calles y en su letra se habla de cierta sensación, de determinado pálpito, de un mladito augur que avisa de que la realidad es ya otra. Al final el amor que te llevas es igual al amor que entregaste. Me lo dijo un poeta que pasó cerca de este poyete hace un tiempo. Claro que en política la palabra amor tiene muchos significados y no todos son positivos para la operación de dar y tomar. Tampoco los poetas entienden mucho de las cosas del poder. Del autentico poder, de ese que es obedecido sin tener que dar una orden. Que es capaz de hacer cumplir sus deseos antes, incluso, de haberlos tenido. Alguien ha sacado a los grillos de su caja y cualquiera sabe que será imposible meterlos a todos de nuevo. No hay viaje atrás y cuando se quiebra el status quo suena al viejo riff de guitarra del whatever you want. Perry Mason tiene trabajo en Jaén y la crónica judicial va camino de convertirse en una serie de éxito este verano. Lo mismo cuando vengan los periodistas de la capital, la de verdad, se quejen de que seguimos sin servicio de telefonía de cuatro gé por estos lares, pero eso será ya asunto para otro poyete.

Comentarios

Entradas populares de este blog

PROVINCIDIO

El concepto de la España vacía engloba a lo que ocurre en esta provincia secularmente. Jaén forma partede la España eludida o evitada y basta demostrarlo enseñando los mapas que cartografían la sesgada geografía inversora de los últimos decenios. A poco que uno se asome a la barandilla que deja ver los pogüerpoints de lo modernos agrimensores se da cuenta como nos eluden las vías del tren. Que la capilaridad de los raíles riega otros territorios. Lo mismo pasa con las carreteras o los caminos que sólo pasan por aquí y de los de aquí. Somos como la clavícula para la aorta: un pequeño inconveniente para conectar las partes que les importan. Cómo muestra ese botón absurdo en la chaqueta de los responsables que tomaron la decisión de que un tren parara en Linares-Baeza y en la que no podrían bajar ni subir pasajeros, sólo se permitiría el cambio de conductor del convoy que unirá Madrid con Granada. Para mear y no echar gota. Otras de esas bofetadas que tan a menudo nos cruzan la cara y qu…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…