Ir al contenido principal

FIEBRE INAUGURAL



A poco que uno se descuide en el transcurso de su paseo diario puede quedar atrapado en una ceremonia inaugural. De un tiempo a esta parte, toparse por la calles del pueblo de cada uno, con un grupo de inauguradores es tan frecuente como encontrarse una calle sin papeleras, una fuente seca con los caños llenos de basura o pisar las mierdas de perro que salpican paseos y avenidas. Ya os digo queridos lectores que si bajáis la guardia podéis quedar sujetos en el acto oficial de corte de cinta, descorrimiento de cortinilla, visita institucional,  puesta en valor, recorrido preelectoral o supervisión administrativa. Así que andad ojo avizor que andan sueltas las tijeras y los trocillos de tela con los colores patrios y comarcales son como papelillos que anuncian los calores presupuestarios y el dispendio en saraos y festejos patronales para darle al pueblo lo que se merece.

Ya ha habido varias víctimas inocentes que han quedado atrapadas por los sequitos de aplaudidores y las cohortes de azafatas que apresan al ciudadano incauto que atina, en su mala suerte, a estar cerca de un camino reasfaltado, un pabellón al que le han cambiado (¡por fin!) las luminarias fundidas o la plazoleta que ha sido repintada tras cuatro años de olvido. Hay quien ha quedado marcado de por vida por los profundos discursos que se pronuncian desde los atriles improvisados por empresas de marketing e imagen. Ciudadanos impelidos a hacer palmas con razón como se sonríen y palmotean los tontos sin ella. Paisanos que, mientras caen teloncillos y cortinas para mostrar las maravillas que pueden hacer los gestores, miran sorprendidos  que debajo de los baches había un camino y que lo que colgaba, mustio y como muerto, en lo más alto de los postes metálicos podía y daba luz a callejones que ahora, prometían con voz engolada de asesores y  promesas súbitamente recordadas, se convertirán en calles y grandes avenidas.

Comienzan a llover primeras piedras. Granizada electoral que cae con prisas, con la urgencia y la rapidez del tiempo que se acaba. Ventana de inauguraciones que se ha despojado de la persiana que la cubrió durante cuatro años y que cae desde el marco entre una nube de polvo y pintadas airadas. Candidatos y candidos ciudadanos fotografiados por los móviles de quien pasaba por allí. Carteles que costaron más que la obra que anuncian. Obras fantasmas exorcizadas por brigadas de albañiles contratados ex profeso. Fases, recepción y puestas a disposición por partes. Vallas y el vaya, ya era hora, del respetable que apunta a lo que ya cantó Lope de Vega: «en las mañanicas del mes de mayo, cantan los ruiseñores. Retumba el campo. En las mañanicas, como son frescas, cubren ruiseñores las alamedas. Ríense las fuentes tirando perlas a las florecillas que están más cerca»

Comentarios

Entradas populares de este blog

PROVINCIDIO

El concepto de la España vacía engloba a lo que ocurre en esta provincia secularmente. Jaén forma partede la España eludida o evitada y basta demostrarlo enseñando los mapas que cartografían la sesgada geografía inversora de los últimos decenios. A poco que uno se asome a la barandilla que deja ver los pogüerpoints de lo modernos agrimensores se da cuenta como nos eluden las vías del tren. Que la capilaridad de los raíles riega otros territorios. Lo mismo pasa con las carreteras o los caminos que sólo pasan por aquí y de los de aquí. Somos como la clavícula para la aorta: un pequeño inconveniente para conectar las partes que les importan. Cómo muestra ese botón absurdo en la chaqueta de los responsables que tomaron la decisión de que un tren parara en Linares-Baeza y en la que no podrían bajar ni subir pasajeros, sólo se permitiría el cambio de conductor del convoy que unirá Madrid con Granada. Para mear y no echar gota. Otras de esas bofetadas que tan a menudo nos cruzan la cara y qu…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…