Ir al contenido principal

AJUSTE FAMILIAR


Donde fueres o estuvieres haz lo que vieres. Antiguo consejo que he decidido poner en práctica para intentar poner en orden las cuentas de mi casa antes de que mi prima, la del riesgo, me deje de avalar el pago de la hipoteca, la contribución y el sello del coche. Así que me puesto a Griñán como mástil y a Diego por bandera y he decidido poner coto al dispendio, al despilfarro doméstico.

He decidido, primero, ajustar el  gasto del móvil de mi hija la pequeña:
—Pero papá, esto no es un ajuste es un recorte en toda regla. Me quedo sin guasap y sin tuenti…— Se me queja como una sindicalista perdiendo su liberación
— Se trata de solidaridad no de recortes. Así que te apañas dando toques y haciendo perdidas... Hay que ahorrar. Debes arrimar el hombro que yo tengo que mantener mi tarifa XXL en el aifon que para eso soy el cabeza de familia— le contesto marcando mucho las eses para darme un toque gubernamental y rajoyano
—… pero papá…
— Ni peros ni paras ni puras. Además, he consensuado con tu hermana una redimensión en el gasto del pulanbir y el mango. Hay que reestructurar el número de prendas de vestir. Ahora la moda es no ir a la moda y te arreglas con lo del año anterior… ¡o te intervengo la tarjeta SIM!

Da gusto ponerse en plan Guindos, sin caerse del ídem, empezar a repartir reequilibrios fiscales y presupuestarios. Soltar algunas collejas crediticias y poner coto al dispendio en la banda ancha. También se puede vivir con 6 megas y sin juegos originales para la pleiesteison. Es más, mi mujer a lo Montoro, señala que lo de salir de cañas una vez a la semana se tiene que terminar o me aplica la ley de déficit cero al soplar en el alcoholímetro. Y nos recuerda, admonitoria que desde ya, las únicas gambas que cataremos serán las de la boda de nuestros sobrinos —si es que se casan porque tienen el arroz ya un pelín pasado. 50 años y todavía viviendo con mis cuñados

—Todo el mundo no puede vivir en la calle Maestra— dice mi santa con toda la santa razón del mundo y añade— hay que apretarse más el cinturón, aunque sea de hermés o de guchi, o mejor cambiarlo por una correa hacendado que la marca blanca aprieta lo mismo de bien y por menos dinero.

Comentarios

Armenteros ha dicho que…
¡Cuidadín, cuidadin! Que si empiezas con recortes puedes acabar con un ERE en toda regla, tus niñas se tendrán que desplazar a la Germania para mantener sus redes sociales, y tu santa y tú os quedáis más solos que la una. Luego no te me quejes del síndrome del nido vacio.
Antonio Agudo ha dicho que…
"Ni contigo ni sin tí tienen mis males remedios" cantaba el Emilio José

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…