Ir al contenido principal

TRANQUILIDAD



Tienen fama de hablar mucho y de decir poco. Empiezan diciendo que no es lo mismo poner las mesas que esperar meses a que las pongan y haya que esperar mil misas o a que lleguen mil musas. Suben los pisos paso a paso, no dejan poso ya que no tienen peso. Declaman, estupendos cada fin de semana: ¡no hay mejores que nosotros! Se zambullen en un mar de micrófonos con olas de grabadora y en la singladura vuelven a prometer lo que ya prometieron.

Es superior a sus fuerzas. No se tapan la boca ni con una buena capa, que de tela o de pintura sirva para sacarles los colores a las paredes. Son muretes canijos y escuálidos que sostienen las sombras, la sombrillas y los sombrajos con su palos. Esos que nos dan cada vez que llega el extracto de la cuenta bancaria que nos deja sentados en un banco con la tarjeta de crédito desacreditada, fundida, echa polvo, tras el banquete eléctrico y apenas nos queda ya una banqueta para subir hasta tocar la nómina y encomendarnos al Santo Plomillo y rezarle para que nos proteja de las veleidades y caprichos del  magnetotérmico

Ya les digo ellos son así. No paran, ni esperan. Cobran. Hablan y hablan y cuánto más dicen menos se sabe lo que tienen entre manos o entre monos. Se les va la lengua de legua en legua hasta la selva de muchos dichos y pocos hechos. Cobran y recobran. Se pertrechan los caudales con nuestros derechos. Te aplican la sangría al esmarfón y al boquerel del surtidor. Sanguijuelas 4G que apenas te dejan en pie.  La gente va quedando tendida al sol que más calienta, como si hubiera algún sol que diera frío, pero si ellos lo dicen así deberá ser y hasta deberá estar. Ojeras y palidez de tísico define al nuevo ciudadano. Nuevo tiempo para viejas enfermedades.

Ahora la inflación baja cuando sube por las nubes. El paro se cae hacía arriba. Las retenciones del IRPF son como las de orina. Te suben la tensión y ni una caja de Seguril consigue bajarla. Ganando cada vez más cobras cada vez menos. Es para mear y no echar ni gota. Pillarse un globo en el que se suben estos cómicos, alguno de ellos volverá a ser químico, que nunca se detienen, ni tienen ganas de hacerlo para darse cuenta de que la cuenta ya no sale. El agujero es cada vez más hondo, a los pantanos se les sube el limo al rebosadero.
Una multitud, parada, mira el paisaje de olivares, campiña y serranía. Una multitud, detenida, haciendo cola, pagando el diezmo y meneando el rabo.


Comentarios

Entradas populares de este blog

PROVINCIDIO

El concepto de la España vacía engloba a lo que ocurre en esta provincia secularmente. Jaén forma partede la España eludida o evitada y basta demostrarlo enseñando los mapas que cartografían la sesgada geografía inversora de los últimos decenios. A poco que uno se asome a la barandilla que deja ver los pogüerpoints de lo modernos agrimensores se da cuenta como nos eluden las vías del tren. Que la capilaridad de los raíles riega otros territorios. Lo mismo pasa con las carreteras o los caminos que sólo pasan por aquí y de los de aquí. Somos como la clavícula para la aorta: un pequeño inconveniente para conectar las partes que les importan. Cómo muestra ese botón absurdo en la chaqueta de los responsables que tomaron la decisión de que un tren parara en Linares-Baeza y en la que no podrían bajar ni subir pasajeros, sólo se permitiría el cambio de conductor del convoy que unirá Madrid con Granada. Para mear y no echar gota. Otras de esas bofetadas que tan a menudo nos cruzan la cara y qu…

JAÉN LA DE LOS PLANES

Todo comienza con un concejal reclamando al alcalde y éste reclamando a su diputado provincial que se pondrá muy estupendo en su comarca para llevar la queja al primer pleno posible. Antes la reclamación será estudiada por su grupo y el resto de grupos de la corproación que analizaran la reclamación con pelos y con señales. Ninguna reclamación debe quedar baldía ni olvidada en el páramo de las quejas. Los altos representantes harán radiografías y pormenorizados análisis de la queja. La reclamación debe ser mensurada, mesurada, pormenorizada, sectorializada, valorizada, registrada y decantada. Pasados estos pasos será elevada a la sesión plenaria en la que el presidente trasladará tan fundamentada queja en documento oficial; con sus membretes, escudos y campos de gules, marca de agua y pies de página en folio de papel barba; al departamento de envíos que señalará, matasellará y aherrojará con cédulas y pólizas tan principal documento rumbo a más altas instancias Así que la queja munícip…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…