Ir al contenido principal

TASAZO



Tenemos, sobre todo, derecho a guardar silencio. O si no cualquier cosa que digamos podrá aumentar la cuantía de la factura. Chitón, cierra la boca y relaja el esfínter que lo que viene se va a poner duro, muy duro. Menudo tasazo el judicial que todos (los que no gobiernan y aspiran a hacerlo algún día) se han puesto a criticar muy estupendos, muy profundos y sesudos: esto no puede ser, esto está muy mal así, esto se pone peor asá, se está atacando la columna vertebral del estado de derecho, ¿qué diría de esto Jean Jacques Rousseau? Pero claro cuando cogen el mazo y la vara de mando se vuelven del mismo color de la toga del Gallardón y no dudan en colocarnos las puñetas por las ídem. Que una cosa es ser un justiciero y otra ajustar la justicia para que  ajusticiarnos tenga un precio justo.

Y recuerda que todo lo que digas podrá ser grabado y usado en tu contra y contra ti, que la cinta la debe pagar el doliente y que tienes derecho a llamar a un abogado (siempre que lo hagas desde tu teléfono) y que el letrado debe tener oficio pero que el beneficio debe salir de la cartera del cliente. Que lo que es justo es justo y lo demás sale más caro… sobre todo para el presupuesto público. Que de la subida de las tasas judiciales no nos salva ni Perry, de apellido Mason, por supuesto

Por otra parte el otro tasazo, el del paro desbocado de esta provincia, alcanza los 40% sin que los principales de la cosa digan esta boca es mía y eso que cada día las agendas de los periodistas (pocos van quedando ya por el goteo de los despidos) se llenan de convocatorias y ruedas de prensa que versan sobre el vado del río Mara por los rebaños de los ñúes y las ñúas. Sobre si es mejor hacer una huelga general o en general hacer huelga. Sobre lo malos que son los otros y lo güenos que son los nuestros. Sobre los sueldazos que se llevan los de allí y lo poco que cobramos los de acá… pero nadie dice este micro es mío para ponerse delante de la realidad que está desangrando a Jaén y decir ¡ya basta!

Aquí la peña se sigue yendo a otros lugares porque peñas arriba del Paraíso Interior ya no quedan más que muflones y pinos laricios. Los jornales se han quedado entre las escarchas y calimas de este agonizante año y ahora se acuerdan de que deberían acordarse de tener la virtud de pedir para que los otros demostraran el vicio de no dar. Jaén envejece como el olmo seco de Machado y ni siquiera tres hojas verdes le brotan en las raíces. Eso sí, Hernández nos ha dejado su himno, pero seguimos sin hacerle caso a sus versos ni responder a la pregunta ¿de quién son estos olivos?

Aceituneros altivos levantaos ¡coño! porque aquí nadie se pone de pié por si se pierde la silla por orden de Sevilla.

Comentarios

Entradas populares de este blog

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…

APUNTES PARA LA MAÑANA DEL DIA 1 DE ENERO

El paso del tiempo es una putada. «La vejez es una mierda» que dijo Sabina con toda la razón del que se crió mirando a los Cerros de Úbeda antes de perderse más allá de la llanura manchega. Otro año más y uno menos en la mochila. Cómo dice mi compadre José Romero: «ya tenemos más por delante que por detrás». Recuerdo que comenzamos en esto de estrenar almanaques con los calendarios de las carterillas Polluelos y ahora el calendario lo llevamos en la pulsera junto al contador de pasos y el registrador de las pulsaciones. La vejez es digital. Hoy es Nochevieja. Vaya nombre para una mañana como la de hoy en la que todo está por hacer. Hace nada que le pusieron al amanecer a esta páginas en las que se resume, se hace balance, cuenta y recuento de lo sucedido. A mí ya me echa chispas el telefonillo con los avisos de los memes felicitando el año que está por venir. 2019. Un año que nacerá mañana debajo de un montón de confetis grasientos y unos matasuegras que se suicidaron antes de que die…

FRÍO

Frío. Esta ha sido la palabra más pronunciada a lo largo de la semana recién terminada. Frío. También ha sido la sensación que más se ha notado en todos los ambientes de esta provincia tan de calores sofocantes y escarchas paralizantes y de tan pocos términos medios. Tanto es así que me acuerdo de Mercurio el dios del Comercio y de cómo algunos se comían la Cámara del ídem de Jaén a besos y a titulares masajeantes y ladinos. Ahora a la Cámara la desmemorian en un vergonzante olvido por haber convertido a Jaén en uno de esos lugares en los que pasan cosas que en otras tierras no. Frío. Helado viento recorre los pasillos del otrora edificio barco que ha puesto proa a las semillas de chumberas e higueras locas que ya crecen entre las grietas de sus muros. Frío que también se mete entre los despachos de altos y bajos rangos administradores que han visto como a sus sillones les han salido raíces y a sus cajones les han rebosado los recuerdos de tres décadas que se quedaron helados tras los…