Ir al contenido principal

ADICTOS AL TROMBOCID


Don lorenzo nos ha apretado de lo lindo en estos días y ha puesto la cosa al rojo vivo. Tensión entre los hombres y mujeres del tiempo mientras que el tiempo pasa y los que se hicieron con el gobierno andaluz siguen moviéndose a velocidad de siesta.

La administración va al ralentí con el estupor y la perplejidad de los trabajadores escrita en la pantalla plana de su DELL de sobremesa y Linux de código abierto. Y es que ya sienten que lo del SAE, por que existe aunque no lo parezca un Servicio Andaluz de Empleo, y el INEM no les queda tan lejano ya que un martes sí y viernes también los jerifaltes sacan el alfanje, y ya amputados todos los miembros del sector privado, ahora se dedican con precisión quirúrgica a los apéndices públicos.

Esto parece la octava parte de SAW, “recorte o  muere” y como no quieren espicharla están dispuestos a, como el maligno Puzzle de esa película, a sembrarlo todo de trampas asesinas para la cartera ciudadana.

Nos suben la luz, que ya da más miedo que la oscuridad. Ponen el agua a precio de bacardí con cola y hasta al aire le colgarían 23 puntos de IVA si pudieran. El gas natural sube, naturalmente y el tío del butano usa mono con cristales de esvaroski porque las bombonas son artículo de lujo ya. El trombocid y el almax vamos a tener que comprarlo de contrabando como el güinston de pata negra cuando lo de fumar molaba. Los únicos másteres que los estudiantes van a poder catar serán los del universo y en dibujos animados.  Y los abuelos de mi barrio ya se han organizado en una yakuza para trapichear con el voltarén y el nolotil en el mercado negro

Ha llegado la hora de pagar la cuenta y la minuta es un sablazo en toda regla. Tanto es así que hay que echar mano de las tarjetas de crédito y débito a tutiplén  para abonar el dispendio. Pero lo que da más coraje es que los que debieron administrar con tino se quejan de que la culpa del engorde en la factura la tenga la adicción de los ancianos al evacuol y de las flatulencias infantiles que obligan a invertir enormes sumas en aerored.
Los servicios públicos nunca estuvieron tan llenos de gente tirando de la misma cadena

Comentarios

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

METER LA PATA HASTA EL CORVEJÓN

Lo de meter la pata hasta el corvejón es algo innato en el ser humano desde la mas remota antigüedad. De hecho si los animales tuvieran esa capacidad, que no la tiene todavía, dirían hemos metido la pierna.Quizás la primera gran metedura de pata de la historia fue la del “hombre antecesor” mientras caminaba por la sierra de Atapuerca, con tan mala fortuna que a meter la pata en la sima de los huesoso y o volvió a salir de allí hasta un millón de años después.Metió la pata también, Viriato, al elegir a sus colegas de farra guerrillera o al pagarles un sueldo tan esmirriado que en cuanto vieron brillar el oro romano tomaron las de VilladiegoY es que todos metemos la pata pero lo peor es que quede escrita en la historia por los siglos de los siglos y lo que era algo articular pasa al dominio público para que se publiquen libros y se hagan chascarrillos.Otro gallo le hubiera cantado a Dupont, mucho menos el de la cárcel de aquel castillo, si no hubiera metido la pata en Bailén, donde Cast…