Ir al contenido principal

TRANVÍA BLUES



Ando en mi poyete dándole vueltas a una idea que me prestó mi vecino de opinión en estas páginas, Ángel López, que sirva para aprovechar el terreno improductivo que han dejado las vías muertas del tranvía en Jaén. Una idea que le sirva al alcalde para sacar unas perrillas, que falta le hacen, para cuadrar las cuentas a finales de año. Así que puesto a darle a la cafetera se me ocurre que por muy poco dinero, lo que vendrían a costar un par de cubos de 50 litros de pintura acrílica y unas cuantas brochas, se podría ir dando color añil a los más de 4 kilómetros de vías desocupadas de la ciudad e ir colocando unos cuantos letreros indicando a los conductores que están entrando en una zona de estacionamiento de “pay per view”, es decir la O.R.A (la ordenanza reguladora de aparcamiento),  es decir la zona azul de toda la vida. Así el ayuntamiento sacaría rendimiento a lo que es un hecho: que la gente se ha tomado a choteo circulatorio lo del césped artificial y aparca por las bravas, entre los raíles, para hacerse unos papeles en la Junta, actualizar la libreta en la caja de ahorros, tomarse un mentapoleo con los colegas, echar la primitiva o hacer cola en el SERCLA mientras se negocia lo del ERE de su empresa.

Creo sinceramente que el baranda municipal no debería dejar pasar la oportunidad para obtener unos ingresos atípicos gracias a la que sería la zona azul más larga de España. Un autentico chollo que se podría complementar con la proyección de películas al aire libre usando la plataforma tranviaria como un enorme autocine cuando por la noche baje la demanda de aparcamientos. Para ello la orografía de la ciudad ayudaría enormemente y bastaría colocar unas pantallas en lo más alto de cada cuesta para dar visibilidad a los ocupantes de los vehículos que previamente habrían abonado la entrada. De hecho la megafonía de cada parada, aún sin estrenar, del tranvía, serviría para dar el sonido de la película con una altísima calidad a lo largo de toda la inmensa platea.

O sea que el tranvía tiene unas posibilidades para generar beneficios, incluso detenido, como podría ser la concesión, previa subasta pública, del ambigú que surtiría de bebidas y bocadillos a los espectadores del autocine o el arrendamiento de las máquinas expendedoras de billetes reconvertidas en tragaperras. Y otro día ya hablaremos de cómo utilizar las mierdas de perros, tan abundantes en las calles de Jaén, como fuente de energía sostenible para el negocio. Pero de eso ya hablaremos el año que viene.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MOTÍN EN LINARES

El oficialismo sigue a lo suyo que no es otra cosa que apuntalar y sostener a la realidad oficialista. En esta provincia nunca pasa nada malo. Esa es la versión oficial de los hechos que se sostienen en unos cimientos fabricados de silencios y falsas ignorancias. Hacer cómo que no se ve lo que es, hace cómo que no exista lo que sigue siéndolo. Avestruces que meten sus cabezas en los cajones de los despachos oficiales mientras que sus cuidadores suben el volumen de los himnos para evitar que el rumor de las calles se cuele por las ventanas de oficinas, sedes y palacios. Que nada perturbe la paz. Las frases con membrete insisten en que «somos una gente tranquila que vive y muere en paz. Sin dar un ruido, sin molestar y que acepta por principio lo que establece el poder oficial. Gente de orden y concierto muy alejados de algaradas y disturbios». La realidad oficial con su silencio dice que lo del otro día en Linares no ha pasado. No ha sido. Si acaso fue un exabrupto sin mayores consecue…

LA PROVINCIA MENGUANTE

A la provincia le está pasando como a Scott Carey el protagonista de la novela de Richard Matheson. Jaén se está encogiendo, menguando y empequeñeciendo mientras se engaña a sí misma diciendo que es la realidad lo que crece a su alrededor. La neblina misteriosa que se depositó en sus predios en los años en los que todo era oropel, brillo y dispendió acabó por afectarla de tan maravillosa manera que hasta los años le van quedando largos. Le sobran sus días y muchas de sus noches. Me lo dijo un poeta, que sin saber que lo es, acertó a pasar por este poyete: amigo aquí se acabó el año en el mes de julio, lo demás ha sido lana dada de sí en este chaleco al que se le va yendo la gente como se le fueron, hace tanto, las mangas. Y de la misma manera acabó yéndose por el desagüe del calendario, con un inaudible gorgoteo, este 2016 en el que se repitió el agujero de liderazgos y la orfandad de proyectos ilusionantes. Los titulares y los presupuestos generales de las administraciones…

ME NIEGO

Me niego a aceptar esa imagen de país rancio y apolillado que algunos dibujan para perfilar su paisaje político. Me niego a seguir aguantando que me tachen de subsidiado y duermesiestas para mecer el sueño delirante de unas élites. Me niego a que se siga pensando que me levanto temprano cada mañana para robarle el sustento a otros paisanos. Me niego a creer que todos los que enarbolan la bandera de su país sean unos fascistas y unos enemigos de la democracia. Me niego a ir detrás de unos tipos que se encaminan al precipicio provistos de paracaídas personal. Me niego a comprar la mercancía averiada que venden en puestos y esquinas sobre unas regiones pazguatas y atrasadas que no existen si no para robarles el brillo y el desarrollo a otros territorios. Me niego a tragar con eso de que por nacer más o menos arriba de un mapa eres mejor o peor persona. Me niego a cruzar ríos para que se agiganten las orillas y en lugar de ser aguas que unan aíslen. Me niego a seguir soportando las mentir…